AULA AAPRESID

Conciencia Agropecuaria busca la sostenibilidad del sector

La sociedad uruguaya avanzó, impulsado por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca de dicho país, con el involucramiento de la institucionalidad agropecuaria y la participación de gremiales, comunicadores y organizaciones educativas, en promover una transformación social que genere un modelo identificatorio nacional que movilice a los ciudadanos en torno a las oportunidades que el sector agropecuario impulsa. Eso implica influir y poner a dialogar distintos modos de pensar, imaginar, decidir y actuar en un proyecto de sociedad.

En este marco, Aapresid participó del Seminario Internacional de Innovación Social para la Conciencia Agropecuaria. Sabrina Nocera, Gerente de Regionales, integró uno de los paneles de expositores detallando minuciosamente la trayectoria, actualidad y planes a futuro del proyecto ahora denominado Vínculos Aapresid dentro del que esta Aula y otras acciones con la comunidad.

Pablo Guelperín, coordinador de Aula Aapresid, formó parte del “Conversatorio en modo Pecera”. Un espacio de dialogo participativo donde diferentes casos contaron como habían articulaban con la sociedad, favoreciendo la creación de “Conciencia Agropecuaria”.

Dada la cercanía y los vínculos con miembros del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca de Uruguay así como de colegas que participan en acciones puntuales, Aapresid colabora con la incipiente Aula Uruguay llevada adelante por la Ing. Agr. Nana Dallazopa, y la nueva red de BPA Uruguay llevada adelante por la Ing. Agr. Jaqueline Becerra.

Formalmente hay una agenda de trabajo conjunto a futuro, sin embargo, Guelperín explicó que continuarán comunicados y participando cuando existan espacios en los que sea productivo hacerlo. “Las realidades productivas y el tipo de conflictividad en los dos países son diferentes”.

“Una línea de acción que estamos proponiendo es la comunicación interministerial entre países a fin de motivar a nuestra Secretaria de Agroindustria a imitar el compromiso asumido por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca de Uruguay. Y de esta forma tener el apoyo institucional, y económico que han logrado allí”.

El detalle del programa

Con la necesidad de diseñar un programa de Conciencia Agropecuaria, para un adecuado proceso de diseño se trabajó en tres dimensiones:

  1. Alineamiento estratégico y estudios prospectivos del sector en términos de RRHH
  2. Estudios de opinión pública
  3. Estrategia de Comunicación de Conciencia Agropecuaria

Según detallan desde MGAP, fue una decisión estratégica concentrar esta etapa del proyecto Conciencia Agropecuaria en una fase de diseño que involucrara articulaciones, participación amplia, pasos encadenados y otros paralelos, sistematización y diseño de estrategias.

La implementación, que será la fase posterior a este proyecto, solo es posible si esta fase de diseño se llevaba a cabo con madurez, participación y sustento sólido en base a la investigación y análisis metódico.

El estudio comprendió la realización de 30 entrevistas en profundidad a diferentes actores. Estos se identificaron, no solo a partir de algunos grupos de interés y de referencia de los que forman parte, sino que también se consideró actores externos al sector, que por sus características, influyen de manera decisiva en la conformación de opiniones.

En línea con la encuesta realizada, se notó la existencia de una conciencia genérica de la importancia del sector, que se combina con desinterés y que se identifica una “asignatura pendiente” en términos de información y discusión sobre el rol del sector.

Ligado a lo inmediatamente anterior, es para destacar la imagen positiva e idealizada de los pequeños y medianos productores, los trabajadores y la población rural, no siempre valorados. Sin embargo, aparece una imagen de las organizaciones agropecuarias construida por “las grandes organizaciones”, que a su vez genera polémica a varios niveles, más bien de sesgo negativo y hasta cierto punto cargada de intensiones políticas.

La estrategia debe estructurarse en modo de capas transversales que atraviesan en forma horizontal a cada uno de los grupos de actores. Sólo así se podrá trabajar sobre el principal problema detectado: la brecha cultural y el desconocimiento sobre el sector agropecuario, su incidencia en la economía, el ambiente y la sociedad, la falta de identificación de oportunidades y de empatía. Estos factores afectan directamente nuestras posibilidades como país agropecuario.

En este contexto, el diseño del proyecto que contó con la participación y el involucramiento de la empresa Yo Elijo, definió la necesidad de promover una transformación social que genere un movimiento identificatorio por parte de los actores relevantes y de la ciudadanía en su conjunto con el fin de movilizar a los uruguayos entorno a las oportunidades.

Una estrategia basada en 2 dimensiones:

CULTURA DEL AGRO. La idea es promover la conformación de una cultura del agro que busque crear un nuevo imaginario y que trabaje sobre los modelos mentales, los estilos de vida y las formas de relacionarse con el sector.

UN CAMPO DE OPORTUNIDADES. La idea es visibilizar las oportunidades para mostrar la potencialidad del sector como base. Toma de conocimiento para entender el sector. Para eso comunicar de forma clara las oportunidades que existen en el agro. A partir de su mapeo, trabajaremos en comunicarlas, en el entendido de que la mayoría de las personas del ámbito urbano no las visualizan a cabalidad o tienen concepciones estereotipadas sobre las mismas. Esta dimensión deberá orientarse al público joven: niños y adolescentes.