Proyección de la siembra de Girasol en la Argentina. ¿El  mercado internacional incidirá en la producción local? India ha aumentado fuertemente sus importaciones de aceite de girasol y las exportaciones argentinas de aceite de girasol alto-oleico lideran los envíos al exterior.

La producción del cultivo alcanzaría 2,7 mill. de toneladas, superando en un 25% a la obtenida en 2013-14.

La siembra de dicho cultivo a nivel nacional muestra un avance del 15,2 % sobre la superficie estimada en 1.400.000 hectáreas, detalló la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en su Panorama Agrícola Semanal. La misma continuará avanzando en la medida que las condiciones climáticas lo permitan.

Hacia la región del NEA y centro-norte de Santa Fe, donde se concentra cerca del 25% de la producción nacional, se encuentran a la espera de algunas lluvias para avanzar con las labores.

Por su bajo requerimiento de humedad, este cultivo se adapta perfectamente a las condiciones agroecológicas de la región Norte del país. Pero la disponibilidad hídrica del perfil al momento de la siembra debe ser suficiente para el arranque del cultivo y alcanzar para que se desarrolle hasta el mes de octubre, cuando vuelve a llover.

En Chaco, Juan Camarasa, titular de la Unidad de Agronegocios de la Bolsa de Comercio del Chaco (BCCh) asegura que en esta región la campaña 2014-2015 marcha a convertirse en la segunda peor temporada chaqueña de girasol de la última década, sólo por encima de la 2009/2010 cuando se sembraron 58.770 hectáreas y se cosecharon nada más que 38.120 hectáreas, con un rinde promedio de 660 kilogramos.

girasol fortalezas y oportunidades

En la campaña pasada, en el Chaco se implantaron 153.210 hectáreas con rindes promedios que alcanzaron los 1161 kilogramos por hectárea y una producción total de 150.106 toneladas. La sensación de las 400 mil hectáreas, a partir de los buenos perfiles de agua en el suelo producto de inesperadas lluvias en fechas clave, proponían un repunte girasolero esperado por todos. “El girasol tiene una oportunidad, pero le hace falta una baja tributaria. Vía productividad no le podes agregar más y vía mejoramiento de costos no te soluciona la vida. El problema que tiene es la carga tributaria”, insistió el licenciado en Administración de Empresas.

A esta carga, se le suman otros condimentos: la paloma, la competencia del trigo, las malezas, factores externos y los calores de primavera, entre otros factores. Así, a la fecha, suman no más que 65 mil hectáreas las implantadas con la oleaginosa en todo el territorio provincial. De registrarse algunos chaparrones en los próximos días, el área podría subir; aunque nadie anime aventurar un número cierto de hectáreas sembradas.

Sobre el Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa se aprecian desde adecuadas a óptimas condiciones de humedad como consecuencia de las continuas lluvias registradas, factor clave en esta zona debido a que los suelos presentan menor aptitud agrícola y una menor retención hídrica. En esta región el girasol logra un mejor desempeño agronómico en comparación al resto de los cultivos de grano grueso. Debido a estas condiciones, a la fecha no se estima una caída en la intención de siembra en comparación al ciclo previo.

Por otro lado, otro importante factor es el actual retraso en los arrendamientos, situación que en el corto plazo impacta de forma negativa sobre la decisión de siembra del girasol, ya que es el cultivo de verano que presenta fechas de siembra más tempranas en comparación al maíz y la soja.

Resulta importante destacar que el productor opta por sembrar maíz y soja en años húmedos con el fin de aprovechar esta condición que favorece el desarrollo de estos cultivos.

Pese a este panorama, la actual proyección de superficie se encuentra sujeta a modificaciones sobre la decisión de los productores, que puedan registrarse durante toda la ventana óptima de siembra a nivel nacional (Fin de Julio – Noviembre).

Analizando el Mercado Internacional

Luego de un informe de oferta de demanda algo alcista, por parte del USDA, con un recorte en la estimación de producción mundial del orden 1% pero con una caída respecto de la campaña pasada de 6%, el mercado de girasol a nivel mundial ha frenado las bajas que se venían dando en el mes pasado, principalmente por la caída de precio de la soja en el mercado de Chicago.

Actualmente se está transitando la cosecha de Rusia y Ucrania, de quienes se espera una producción conjunta de 20 mill. de toneladas aproximadamente, siendo este volumen el 50% de la producción mundial. Si bien a nivel mundial hay una caída productiva, como se mencionó anteriormente, el “efecto cosecha” de estos países, está impactando de manera negativa en los valores actuales.

En este sentido, por el lado de la demanda, India el principal demandante de aceite de girasol, ha alcanzado un nuevo récord de importaciones. En el período Octubre 2013 – Junio 2014 el total importado por ese país alcanzó a 1,14 mill. de toneladas, superando ampliamente a las 765 mil toneladas adquiridas en igual período del ciclo precedente. El crecimiento en las importaciones indias de aceite de girasol, como se observa en el gráfico, llega al 49,4% en el período considerado, y marca una tendencia muy significativa en el consumo de este aceite en el país asiático.

girasol fortalezas y oportunidades 3

A esta noticia se le agrega que Oil World informó que la producción de colza en el mundo registrará una baja del 2,3% en 2014-15, producto de inconvenientes climáticos en algunos países. Sin embargo, en función del importante stock, la oferta total del ciclo superará a la del ciclo precedente en un 2,2%. Es importante considerar que Canadá, primer exportador mundial, producirá un 17% menos que en el período anterior, aunque se prevé un crecimiento del 6,8% en la producción europea. En lo que respecta a Argentina, las primeras proyecciones de Oil World para la campaña 2014-15 de girasol, parten de un área de 1,45 milloneas de has, y un rinde estimado en 18,6 qq/ha.

A su vez, ratificando su condición de primer exportador mundial de aceite de girasol alto-oleico, las exportaciones de ese producto durante el primer semestre del corriente año totalizaron 131 mil toneladas, frente a 110 mil toneladas correspondientes al aceite de girasol común. Actualmente, el mercado internacional paga premios importantes entre el aceite alto-oleico y el aceite común de girasol, en función de una demanda creciente que no resulta totalmente satisfecha.

El principal destino de las exportaciones argentinas de alto-oleico es la Unión Europea, con aproximadamente el 60% del total exportado. Gracias a esto, se espera un mercado firme para los girasoles, principalmente alto oleico, con premios significativos respecto del aceite convencional. Argentina, podría encontrar una oportunidad ante esta situación.

En los últimos doce meses (promedio mayo en Rotterdam), el precio del aceite de girasol aumentó 55%. Las subas registradas en canola, palma y soja fueron de 63,4; 50,3 y 49,6%, respectivamente. Sube más el valor del aceite que la Unión Europea (UE) aplica a la producción de biodiesel (canola) y deja espacio a que el nuestro, de muy buena calidad relativa, avance en el consumo alimentario.

Actualmente con sobre precios que rondan los 290/300 u$s/t. en el mercado mundial de aceite de girasol, se están obteniendo premios de entre 40 y 50 u$s/t. por el girasol oleico en el mercado local.

Fuente:

http://www.revistachacra.com.ar/0/nota/index.vnc?id=oportunidades-a-la-vista

http://www.fyo.com/informe/141555/informe-pre-campana-girasol-201415

http://www.webdelcampo.com/mercados-y-economia/868–girasol-iprecios-altos-o-burbuja-informe-de-mercado.html

http://www.diarionorte.com/article/111060/incertidumbre-girasolera-solo-se-llevan-sembradas-unas-65000-hectareas-en-el-chaco-

http://www.profertilnutrientes.com.ar/images/archivos/?id=525