El rinde teórico de la soja se desdibuja al momento de comercializarla por las altas mermas que en algunos casos superan el 10%.

La soja argentina que se está cosechando –o intentando cosechar– en estos días puede lucir estupenda en la planilla de Excel. Pero en los hechos, al momento de comercializar la mercadería, el negocio se está desdibujando a causa de las mermas de calidad provocadas por los excesos hídricos.

Las intensas lluvias que se vienen registrando en las últimas 24 horas en buena parte de las regiones productivas del país comenzaron a generar serias complicaciones a los productores que se encuentran en plenas tareas de cosecha de soja.

las fuertes lluvias el estado de los cultivos 3

En este contexto, la mayor parte de las lluvias actuales se registran sobre el norte de Buenos Aires, noreste de Santa Fe, centro-este de Entre Ríos y gran parte de Corrientes. En tanto, en la cuenca del Salado también hay mal tiempo, aunque con una intensidad relativamente menor.

Asimismo, según recientes datos de la Bolsa de Cereales de Córdoba, en la zona de Marcos Juárez ya cayeron 46 milímetros, en Río Segundo 37 milímetros y en Laboulaye 20 milímetros.

Aquellos empresarios que, luego de un esfuerzo descomunal, logran levantar la cosecha de soja para comercializarla con destino a industria, se llevan grandes sorpresas al descubrir mermas importantes –que en algunos casos superan el 10%– debido a excesos de humedad, materias extrañas, granos dañados y tierra, entre otros factores.

Los que no pueden sacar su cosecha del campo –debido al estado calamitoso de los caminos rurales por las lluvias constantes– deben embolsar obligatoriamente la soja en condiciones de humedad excesivas: 16,0% a 17,5% cuando la base de recibo es de 13,5%.

El embolsado del poroto con una humedad tan elevada, además de controles constantes del silo bolsa, es una medida de corto plazo que, una vez habilitados los caminos rurales, requiere una salida rápida del grano para evitar un deterioro progresivo de la calidad.

las fuertes lluvias el estado de los cultivos 1

En las próximas semanas serán cada vez más los empresarios agrícolas de diversas regiones productivas que comenzarán a percibir las diferencias entre el rinde teórico levantado del campo y el volumen efectivo apto para comercializar. Entre ambos habrá muchísimos pesos menos que quedarán en el camino a causa de los perjuicios promovidos por las lluvias.

Una merma del 5% para un camión de soja (unas 30 toneladas) equivale, con un precio bruto de la soja disponible Rosario de 2650 $/tonelada, a una pérdida de casi 4000 pesos.

Estado de los cultivos por zonas

Región I

En esta Región las lluvias fueron dispares, en algunas zonas se acumularon entre 40 y 50 mm durante la semana que transcurrió, mientras que en otras zonas se acumularon apenas 15 mm. Debido a la prevalencia de alta humedad ambiental y las lluvias, las labores de trilla se vieron demoradas. Los rendimientos de soja y maíz de primera en el este de Córdoba son buenos, y se esperan que los maíces tardíos, aún sin cosechar, presenten rendimientos mejores.

Los lotes de maíz atraviesan distintas etapas de llenado, algunos ya están para cosechar, pero se creé que la trilla no comenzará hasta fines del corriente mes. Debido a la recarga de humedad en el perfil, se observa que la intención de siembra de trigo a aumentado con respecto al año pasado. La oferta forrajera siegue siendo buena, a excepción de las zonas anegadas del este del departamento.

Región II Norte

No se registraron lluvias importantes en esta Región, exceptuando las zonas aledañas al Gran Buenos Aires. A pesar de ello, debido a la alta humedad en el ambiente, las tareas de trilla están retrasadas. La recolección de soja finalizó algunas semanas atrás, con buenos rindes. Los rindes de maíz temprano son buenos, y se esperan que los de maíz tardío tengan mejores rendimientos, debido a que percibieron lluvias durante el momento crítico. Con respecto al maní, aún no se han trillado los lotes levantados, debido a la alta humedad ambiental, esperando que mejoren las condiciones ambientales para que no disminuya su calidad.

La oferta de forraje es abundante, pero la actividad de los tambos ubicados en sectores que sufrieron anegamientos por las lluvias de los meses pasados se mantiene complicada, por la intransitabilidad de los caminos, que aún persiste. Debido a la gran humedad presente en el perfil, se espera que aumente la intención de siembra de trigo, sobre todo el de ciclo largo.

las fuertes lluvias el estado de los cultivos 2

Región II Sur

Se han recolectado la mitad de los lotes sembrados con soja. Debido a la alta humedad presente en el ambiente, la cosecha está prácticamente parada en muchas localidades, y en otras se pudo trillar muy poco. Los rindes de maíz de primera son heterogéneos, según el momento que fueron sembrados, y consecuentemente cuales fueron las condiciones ambientales que reinaron en la floración. Los rindes son mejores en el sector este, debido a que el déficit hídrico estival no fue tan severo cómo en el oeste. Los maíces tardíos se encuentran en un buen estado en el oeste y un muy buen estado hacia el este.

Región III

Se registraron lloviznas que no permitieron disminuir la humedad presente en los lotes de soja que restan por cosechar. Queda por trillar un 25% del área sembrada. Con respecto al maíz, aquellos lotes de siembras tempranas han sido cosechados en su totalidad, mientras que las tardías, sembradas en diciembre, aún permanecen con humedad y no se han trillado.

Región IV

Continuaron las condiciones de alta humedad en ésta Región, sigue estando retrasada la cosecha. Los rindes de soja de primera son buenos en el sudeste, en las regiones costeras, mientras que en las zonas serranas y del sudoeste, presentan rindes menores al promedio, debido al fuerte estrés hídrico estival. La soja de segunda está comenzando las etapas de madurez. Con respecto al maíz, el estado de los lotes mejores de oeste al este, debido a que el estrés hídrico estival fue más severo en la parte occidental.

Región V Norte

En el transcurso de esta semana hubo algunas lluvias en distintas zonas de la Región. Sumado a la alta humedad en el ambiente, la cosecha se ve demorada, en particular la de maíz, ya que queda menos de un 20% de soja por cosechar. El maní está casi todo cosechado, pero la demora en el oreado que se requiere para la trilla se demora demasiado, lo que produce pérdida de rendimiento y calidad. No obstante, los resultados que se van dando indicarían buenos resultados. Las alfalfas siguen rebrotando y entregando buenos cortes.

Región V Sur

Se observaron algunas lluvias de poca cuantía en esta Región, varían entre 25 mm en el sur de Córdoba y los 15 mm en el este de La Pampa. A pesar de que la mayoría de los lotes de soja están para cosechar, la humedad en el grano no disminuye, debido a la alta humedad ambiental, con lo cual, las tareas de recolección están atrasadas. Los verdeos otoñales están respondiendo óptimamente y algunos están siendo pastoreados. Los maíces de primera se han cosechado, mientras que los tardíos están terminando el llenado. En el sur de Córdoba, el maní se ha arrancado en su totalidad, sin embrago, se está esperando a que mejoren las condiciones ambientales para que las condiciones ambientales favorezcan el secado y pueda ser cosechado el maní. Se espera que aumente la intención de siembra de trigo.

 

Fuentes:

INTA http://climayagua.inta.gob.ar/estado_de_los_cultivos

Infocampo http://infocampo.com.ar/nota/campo/57541/buena-parte-de-la-cosecha-de-soja-no-puede-salir-de-los-campos-por-las-fuertes-lluvias

ValorSoja.com http://www.valorsoja.com/2014/05/21/que-pare-de-llover-el-rinde-teorico-de-la-soja-se-desdibuja-al-momento-de-comercializarla-por-las-altas-mermas/