Procesos de calidad, para todos y todas

Agricultura Certificada brilló con luz propia en el XXI Congreso Aapresid «Otra Tierra» y Clarín Rural compartió las ultimas novedades del programa.

La Agricultura Certificada (AC) es una iniciativa de Aapresid que busca la estandarización de procesos de calidad en las empresas agropecuarias y que en los últimos años fue adoptada por muchas empresas y grupos referentes del sector. Esta semana, en el congreso de la entidad, se pudo conocer una novedad interesante al respecto. En uno de los talleres se presentó el caso de una cooperativa que está trabajando en la implementación de AC, lo cual implica un gran desafío y un enorme potencial para llegar con esa herramienta a productores de menor escala.

Se trata de la Cooperativa agrícola ganadera Los Molinos, ubicada en el pueblo santafesino de Los Molinos, 90 kilómetros al sur de Rosario. La cooperativa, que fue fundada en 1950, cuenta con 165 socios que manejan unas 15.000 hectáreas y tiene una capacidad de acopio para 90.000 toneladas. Las unidades de producción son de entre 100 y 300 hectáreas, y la entidad tiene un rol clave en el pueblo, que tiene tan solo 2000 habitantes.

Según Ariadna Socca, consultora externa de la cooperativa que lidera el proceso de la AC, un nuevo desarrollo cooperativo sustentable tiene tres ejes: “Para perdurar en el tiempo debe tener rentabilidad, pero a su vez debe haber un cuidado ambiental y social. No podemos quedarnos en el servicio que le prestamos a los productores sin ponernos a pensar en el pueblo en el que realizamos el trabajo. Las cooperativas tienen un anclaje local muy importante. La identidad cooperativa no debe quedar solo dentro de la organización”, remarcó.

La implementación de las normas de calidad en la cooperativa implican el desafío de bajar una visión y misión de toda la organización a cada uno de los productores. “Impulsamos a pensar de manera global y dejar de quejarse por lo local”, dijo Socca.

Los Molinos empezó en abril de este año con una prueba piloto de seis productores y un total de 1.400 hectáreas, todos con campo propio y maquinaria de precisión. En ese proceso se encontraron con la necesidad de adaptar los protocolos a estructuras organizativas más pequeñas y, según la consultora, el componente humano fue -y es- fundamental. “El convencimiento es clave. El objetivo es certificar en junio de 2014”, dijo.

Juntos-mejor-cooperativa-Molinos-productores_CLAIMA20130810_0202_14

Juntos mejor: la cooperativa Los Molinos reúne a 165 productores

La implementación de la AC implicará, entre muchas otras cosas, ordenar los procesos productivos, sistematizar un trabajo que ya se viene haciendo, realizar capacitaciones y llevar a cabo algunos cambios edilicios. La cooperativa, con ese objetivo, lidera, asesora y acompaña a los productores en el proceso. Llena los vacíos que tienen los pequeños productores en sus estructuras.

Socca lo ejemplificó con la gestión de la disposición final de los residuos, un punto clave de la AC, y para concluir afirmó: “Lo importante es que cada actividad esté bajo el paraguas de la rentabilidad, el cuidado ambiental y el cuidado de las personas”.

Fuente: Clarín Rural

Etiquetas:, , , , ,