1/9/22 00:00

Aplicaciones dirigidas: experiencia del usuario y prestador de servicio

Debido al aumento del costo y dificultad del control químico de las malezas, se ha vuelto muy necesaria la adopción de nuevas herramientas y procesos para lograr un manejo integrado.

El manejo de malezas es uno de los desafíos más grandes a los que se enfrentan los productores, principalmente por la evolución en los casos de resistencias, a lo que se le suma un aumento del costo de los tratamientos químicos con niveles de control inferior al deseado. En este sentido, existe una permanente búsqueda de nuevas herramientas que procuren aumentar la eficiencia de los controles químicos, disminuir los costos de tratamientos y tener un menor impacto ambiental.

Las aplicaciones dirigidas son una tecnología que permite aplicar herbicida solamente donde se evidencia la presencia de malezas. En este sentido hay distintas tecnologías disponibles de desarrollo internacional y local (Weed IT, Weedseeker, Deep Agro y Eco Sniper).

AD1

 

Caso de estudio

Una empresa familiar de Lobería, al sudeste de la provincia de Buenos Aires, vislumbraba que si bien el manejo de malezas resistentes eran una complicación que podían resolver, estaban incurriendo en costos cada vez mayores y con un uso de fitosanitarios creciente, lo que a largo plazo no visualizaban como sustentables. Este creen que fue el  puntapié para investigar sobre esta tecnología.

Según el testimonio del Ing. Agr. Santiago Teruggi, quien es parte y asesor de la empresa, “el primer paso fue contratar un prestador de servicio de la zona de Tandil en la primavera de 2020, realizamos 590 Ha de barbecho sobre distintas situaciones de malezas y rastrojos dando un ahorro promedio de 65%”. La experiencia fue muy satisfactoria desde el punto de vista de los ahorros y los controles, como desde el lado de la capacitación a su equipo de trabajo, que pudo ver en primera persona todo el proceso. “Esta experiencia fue el último paso para decidirnos en la implementación del Weed It”, concluyó.

Los objetivos iniciales que se plantearon fueron: mejorar el control de malezas, bajar los costos de los tratamientos químicos, disminuir el impacto ambiental y tener menos manipulación de fitosanitarios por parte de los operarios.

En marzo de 2021 se concretó la adopción de 19 metros de Weed It Quadro, dicho ancho de labor se pensó como un balance entre la capacidad operativa necesaria para las 3000 Has que la empresa producía y la capacidad de amortización de ese equipo .

Para el Ing. Teruggi, la parte fundamental para la implementación de esta tecnología es la capacitación de los operarios, la necesidad de entender cómo funciona la misma para poder sacarle el mayor provecho en cada situación. Ejemplo de esto es internalizar el concepto fundamental: el equipo aplica donde lee malezas, no donde hay malezas.

 

El equipo aplica donde lee malezas, no donde hay malezas

La capacidad de leer las malezas que tiene el equipo está dada por un sensor, el cual mediante una sensibilidad de escala 1 al 7 define el tamaño de malezas que se busca aplicar. Otro concepto importante que hay que saber manejar es el margen, que da seguridad para que esa aplicación en condiciones de campo sea efectiva, estableciendo la distancia en cm de aplicación antes y después de la maleza. Esta escala va de 1 a 4. “En general utilizamos margen 2 que son 10 cm antes y después de la maleza, en caso de cambiar de margen el cambio se va dando de a 5 cm” explicó el asesor. La calidad y dosificación en estos equipos está regulada por las válvulas pwm, que permiten abrir y cerrar los picos hasta 50 veces por segundo, logrando de esta manera poder mantener la presión y caudal ante cambios de velocidad. 

AD3

Cuáles son las dudas al iniciarse en selectivas

En cuanto a las regulaciones, desde su experiencia, Teruggi sostiene que: “existe una sola forma y es colocar una lona negra del ancho del botalón y sobre la misma colocar malezas verificando que los impactos de todos los picos estén centrados en la maleza”. En situaciones normales la regulación se establece cada 1000 Has trabajadas. Se debe tener en cuenta la necesidad de realizar la prueba ante cualquier golpe que tenga el botalón o posterior a la aplicación de algún rastrojo con altura de cosecha elevada como el maíz.

Otro aspecto que no tenían claro era cómo la tecnología iba a afectar la frecuencia de los monitoreos. “El % a aplicar de los lotes lo realizamos con estimación visual y la verdad que no tuvimos grandes diferencias con lo que posteriormente pasa, las malezas pequeñas que no controlamos en nuestra zona no son un gran problema por las temperaturas bajas que tenemos hasta la primavera, y en primavera tomamos ciertos recaudos en los lotes más complicados”.

AD5-min

 

Un aspecto que modificaron fue la manera de indicar los tratamientos a través de las órdenes de trabajo, que deben ser claras, indicando: sensibilidad, margen y porcentaje de ahorro buscado, y marcar ciertos límites de ahorro en los cuales deberíamos cambiar sensibilidades o pasar a cobertura total. Es muy importante la comunicación dentro del equipo de trabajo, este fue otro de los aspectos que mejoraron de manera subyacente a la adopción de la tecnología.

 

¿Y si prestamos servicio a terceros?

“Una vez que empezamos a trabajar con el equipo nos dimos cuenta que teníamos ciertos momentos libres dado que al realizar menos carga el hecho de tener menos metros de ancho de labor no afectaba tanto como creíamos, por lo cual decidimos empezar a realizar ciertos trabajos a terceros dado que había una importante demanda del mismo” aseguró el ingeniero cuando se le consultó sobre los servicios.

Lo importante en este nuevo segmento de negocio es que el productor que los contrata entienda cómo funciona la tecnología, siendo el rol del encargado del equipo fundamental, acompañando al productor previamente al lote y verificando cual es el objetivo buscando. A medida que este trabajo avanza los mismos clientes pueden hacerlo por sí mismo.

En el transcurso del año brindaron servicio para 1900 Ha, donde un 65% estaban enfocadas a un repaso de controles deficientes y el otro 35% a tratamientos iniciales de barbecho normal.

AD10

 

Es importante recalcar el rol como unidad de negocio de la prestación de servicio en el repago del equipo, cuestión no evaluada cuando adquirieron el equipo y que visto retrospectivamente podría haber colaborado en la incorporación de más metros de la tecnología.

Como mensaje a aquellos productores que por su escala ven difícil la amortización del equipo, tengan en cuenta la posibilidad de prestar el servicio diferencial en su zona y que al incorporar esta tecnología tienen una gran herramienta para el manejo de las malezas a corto/mediano plazo en su propia producción.