En una entrevista en profundidad con AgroPROYECTUAL, Nicolás Bronzovich, coordinador del proyecto, cuenta la misión, las dificultades, desafíos y gratificaciones de esta iniciativa.

Cuando analizamos  “el verdadero significado de las cosas” solemos comprobar que no siempre son lo que creíamos, porque la ciencia avanza, aparecen nuevos descubrimientos, nuevas palabras, los conceptos se resignifican.

Si nos restringimos a la lengua castellana/española, recordaremos que alguna vez aprendimos que “enredar” es un verbo transitivo, que entre otras cosas significa: “Entrecruzar arbitraria y desordenadamente un conjunto de cosas, como hilos, cuerdas, cabellos, etc., de manera que se formen nudos o resulte difícil separarlas”.

También en otra de sus acepciones significa: “Complicar algo de forma que resulte difícil entenderlo o solucionarlo”.

Pero a nivel global, con el avance de las comunicaciones, con el desarrollo de la informática y las nuevas tecnologías comenzó a generalizarse el término “redes” como la forma de generar un entramado internodal para facilitar la interacción y la integración de personas y comunidades, colocando a disposición de otros sus recursos, sus contactos, sus conocimientos, pero también sus dudas, sus problemas, sus limitaciones.

Entonces, si bien es cierto que a la nena se le enredaba el cabello, a la abuela se le enredaba la madeja de lana y al papá se le enredaba la soga…  Y que cuando un asunto se enredaba, se tornaba complicado y lleno de dificultades. Resulta que hoy, en la era de la comunicación, “todos nos enredamos” en ese entramado de información y conocimientos, como una forma de trabajar socialmente, de colaborar y de compartir.

El trabajo en red se asocia a múltiples conceptos como: accesibilidad, sinergia, participación, sentido de pertenencia, acompañamiento, cooperación horizontal, generación de ideas, inteligencia colectiva, responsabilidad compartida, legitimidad, difusión, etc.

Por eso hoy, “enredar” no es lo mismo que “en-red-ar”!!!

El XXIV Congreso Aapresid «Resiliar» organizado por la Asociación Argentina de Productores de Siembra Directa, que tuvo lugar en agosto último en la ciudad de Rosario, constituyó un espacio que nos permitió compartir experiencias con algunos de los protagonistas que desarrollan el proyecto Aula Aapresid. Para conocer los objetivos del mismo y la iniciativa que llevan a cabo a partir de este año junto a EscuelAgro, AgroProyectual entrevistó en forma exclusiva al ingeniero agrónomo Nicolás Bronzovich, coordinador de la Aula Aapresid.

Según palabras de la UNESCO, “Un elemento sustantivo del aprender a vivir juntos es la construcción de confianzas, indispensables para creer en los demás y actuar con más justicia. Hoy en día, más que antes, las personas viven en la incertidumbre y con una fuerte percepción de vulnerabilidad. La construcción de confianzas tiene una dimensión social: la transparencia como un valor que genera mayor acercamiento entre gobierno y sociedad y entre las personas; y una dimensión personal: la honestidad. Todo sistema y organización social, y por tanto la escuela, requiere desarrollar confianzas como condición de funcionamiento. El sistema escolar está llamado a implementar, tanto a nivel de sus estructuras como de su cultura organizacional, mecanismos para generar confianza entre sus miembros”.

Justamente para seguir “enredándonos”, Nicolás Bronzovich nos presentó a algunos de los integrantes de la red Aula Aapresid que desarrollan su actividad en las distintas Regionales Aapresid del país.

En una distendida charla en el stand de la institución, tuvimos oportunidad de conversar con Gabriel Sandín, productor de la localidad de General Madariaga y representante de la Regional Mar del Plata “Juan Manuel Fangio” (Bs. As.) y José Luis Zorzín, productor y representante de la Regional Inriville (Córdoba), y pudimos comprobar cómo a través de un mensaje básico común cada Regional lo enriquece de acuerdo a las necesidades y la realidad que se vive en su zona de influencia.

AgroPROYECTUAL : ¿Contanos qué es Aula Aapresid?

Nicolás Bronzovich: “Aula Aapresid son las distintas experiencias de los socios de la institución, en relación a la comunidad en general y específicamente a la educativa, que en su propia región abordan diferentes problemáticas. Tenemos un mensaje standard sobre BPA -buenas prácticas agropecuarias-, la sustentabilidad en sus tres aspectos (económico, ambiental y social) que busca darle respuestas al desafío del crecimiento de la demanda poblacional. A partir de allí, cada socio interpreta el problema de su comunidad y lo enfrenta con las herramientas de la “amistad con la ciencia” que vemos en este Congreso ResiliAR”.

AgroPROYECTUAL: ¿Cómo se conecta Aula Aapresid con Escuelagro?

Nicolás Bronzovich: “Conocimos el proyecto en marzo de 2016, e inmediatamente hicimos contacto con Victoria Zorraquín, Directora de Escuelas Secundarias Agrarias y Rurales, que es la responsable operativa del Ministerio de Agroindustria, que junto al INET(Instituto Nacional de Educación Técnica), los distritos educativos provinciales y locales llevan adelante este emprendimiento, para sumarnos efusivamente al mismo.

Ya participamos desde Aula Aapresid en diversas EscuelAgro, en diferentes puntos del país; estuvimos presentes en la 130º ExpoRural de Palermo para difundir la iniciativa, y hoy mismo acá en Rosario expusimos nuestros recursos humanos compartiendo todo el saber que se genera a través de este XXIV Congreso Aapresid”.

Entrevista Aula Agroproyectual

AgroPROYECTUAL: ¿La apertura al conocimiento científico y colectivo que tiene Aapresid puede ser muy rico para articularla con la Educación Formal?

Gabriel Sandín: “Sin dudas. Aunque en principio, una de las dificultades que encontramos era la falta de un cronograma de visitas a los establecimientos educativos. Porque cuando lo queríamos implementar, al no ser Aula Aapresid una actividad formal ya prevista por la escuela, a los directivos escolares les resultaba difícil disponer de horarios, aulas o material didáctico.

En nuestro caso, al presentarle la iniciativa al Secretario de Producción de Gral. Madariaga,  Gustavo Musmik, tuvimos una respuesta satisfactoria y él mismo nos allanó el camino elevando una nota a la Jefatura Distrital de la Dirección de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires. A partir de allí se armó un cronograma y pudimos desarrollarlo a través de todo el ciclo lectivo en todas las escuelas del distrito con una excelente predisposición del cuerpo docente”.

AgroPROYECTUAL: ¿La vocación innovadora de Aapresid se pone de manifiesto en este proyecto? .

Nicolás Bronzovich: “Nos hacemos cargo de esa vocación y nos resulta muy grato encontrar iniciativas propias en los colegios que visitamos, como los biodigestores por citar un ejemplo, algunos están funcionando otros no, pero es sorprendente las realizaciones positivas que encontramos en este derrotero. Somos optimistas naturales para poder encarnar este proyecto”.

AgroPROYECTUAL: ¿Aula Aapresid no solo interactúa con escuelas?

José Luis Zorzín: “En nuestro caso, arrancamos en el Concejo Deliberante tratando de explicar técnicamente la realidad productiva. Tuvimos resistencia en los grupos ambientalistas ante nuestros argumentos y los expusimos ante lo concejales, refrendamos nuestra posición a través de reconocidos documentos con base científica generados por organismos públicos estales.

Allí nuestra función fue tratar de acercar posturas basados en la ciencia. No siempre resulta sencillo, porque cuando hay una bandera política de por medio es difícil congeniar ya que apelan más a la emoción que a la razón”.

AgroPROYECTUAL: Soñando un futuro… ¿Qué puede brindarle Aula Aapresid a la educación formal?

Nicolás Bronzovich: “La educación formal es una institución que nos asegura el futuro de las nuevas generaciones. Por nuestra experiencia con docentes, vemos que el nivel de variabilidad de información regional que tenemos podría ser útil para cada realidad particular.

Gabriel Sandín: En muchas ocasiones este tipo de emprendimientos surgen por carencias del Estado. Por ejemplo, cuando surge CONIN (Cooperadora de Nutrición Infantil) por el tema de la subalimentación es justamente por la ausencia del estado en ese tema, y como consecuencia surge una ONG que se dedica a la nutrición infantil.  Acá, nosotros nos encontramos con un mensaje sobre el campo que era inexacto y ante el silencio de algunos órganos estatales, salimos a contar nuestra realidad”.

Nicolás Bronzovich: “De hecho, la Secretaría de Producción de Gral. Madariaga se contactó con Gabriel para mostrar Aula Aapresid en todas las escuelas del distrito. Por eso considero que EscuelAgro como expresión de articulación público-privada es una gran iniciativa en este sentido, y ahora muchas de las escuelas ya piden por la presencia de Aula Aapresid. Justamente el próximo encuentro en el que participaremos es el 6 de Septiembre de este año en Balcarce (Bs. As.).

Estamos convencidos que el estado juega un rol fundamental y los privados nuestro aporte de enriquecimiento”.

 

AgroPROYECTUAL: Evidentemente Aula Aapresid tiene elementos para ese enriquecmiento.

Nicolás Bronzovich: “Ojalá que siempre tengamos cosas nuevas para aportar. Lo que sentimos es que hoy nuestro aporte es bienvenido en la comunidad.

Otro caso significativo fue con La Juventud del Ateneo CRA de Corrientes, que fueron capacitados por Pablo Guelperin, representante de Aula Aapresid, para la realización de actividades en su zona, a la que nosotros no podíamos acceder por falta de infraestructura. Esa integración va a extender y replicar nuestro mensaje por medio de esa cooperación  interinstitucional.

Gabriel Sandín: Nuestro sueño es que en la currícula exista el tema de sustentabilidad en la materia que corresponda. A modo de ejemplo, en Rosario existe un colegio en el que, por segundo año consecutivo, una docente de Economía nos convoca para participar de una clase y ya incorporó el tema a su asignatura”.

José Luis Zorzín: “Inclusive nuestro mensaje cambió. En los primeros Aula Aapresid era todo información al estilo “…el glifosato es esto, esto, y etc…” después de un tiempo nos dimos cuenta que debíamos involucrarnos en el mensaje y pasamos a contar “…soy productor agropecuario, vivo en el pueblo al lado tuyo. Durante el día voy al campo, trabajo ahí, estoy mucho más expuesto que vos…”; empecé a mostrarles fotos con mi sobrino en el lote, cuando vamos a monitorear insectos, tratando de mostrar el costado humano de nuestra comunidad agroalimentaria y que nos preocupa tanto o más que al resto de la población la seguridad agroalimentaria y socioambiental”.

Gabriel Sandín: “En Madariaga, es un pueblo de 20.000 habitantes y nos conocemos todos, me ha sucedido que padres de alumnos me paran en la calle para felicitarme por alguna de las charlas  sobre siembra directa, agricultura o agroquímicos, porque los chicos quedaron encantados. Esta herramienta de Aula Aapresid es un trabajo lento, quizás silencioso pero tiene su recompensa”.

Nicolás Bronzovich: “Lo importante es superar prejuicios. La sociedad somos todos. Intercambiemos, pongámonos en contacto, aceptemos las verdades ajenas y debatamos ideas con respeto y base científica”.

Gabriel Sandín: “Y es lógico que la sociedad dude y nos cuestione. Durante años cada uno trabajaba y hacía lo suyo, sin decir nada. Ahora nuestra tarea es explicar lo que hacemos y cómo lo hacemos.

No está mal que nos pregunten “si estamos seguros de ello”. Eso nos garantiza tener que trabajar para la sustentabilidad y la seguridad agroalimentaria”.

AgroPROYECTUAL: ¿Hoy pudieron concretar EscuelAgro en Rosario?

Nicolás Bronzovich: “Ha sido nuestro gran logro 2016, durante el Congreso Aapresid-ResiliAR. Estamos agradecidos a la ministra Balagué y a todas las autoridades locales de educación; pero sobre todo a las autoridades del Colegio Boneo porque se trata de una institución urbana (situada a pocas cuadras de donde se desarrolla el congreso) que nos cedió su espacio para convocar a alumnos y docentes de escuelas agrotécnicas (450 asistentes).

Acercamos la ciencia a la comunidad, de la mano de algunos de los disertantes que participaron del XXIV Congreso Aapresid: como Luis Wall, Jorge Adamoli, Sebastián Senesi, Jorgelina Montoya, José Luis Tedesco, entre otros. A modo de anécdota, te cuento que tuve el honor de moderar la charla del doctor Luis Wall – reconocido científico, especialista en biología de suelos- y los chicos le pedían sacarseselfies con él. Todos quedamos fascinados con las reacciones de los chicos, el interés y la participación que demostraron”.

AgroPROYECTUAL: A ponerle pasión entonces…

Bronzovich: “Los que somos apasionados tarde o temprano nos encontramos en el camino de la vida. Estamos predispuestos al intercambio, solo hay que gestionarlo y empujarlo”.

Sin duda, la propuesta de “en-red-ar” a la comunidad a través de la educación, para construir confianzas y mejorar la comunicación entre todos los miembros de la sociedad de nuestro país, resulta innovadora, genuina y respetuosa, y se abre camino gracias a todos los que trabajan día a día en cada regional de las que integran Aula Aapresid.

Fuente: AgroPROYECTUAL
http://bit.ly/2bSOtQT