Nicolas Bronzovich y Miguel Angel Alvarez, coordinador y fundador del proyecto respectivamente, analizan el reconocimiento del Premio a la Excelencia Agropecuaria. Cómo lo vivieron y el trabajo actual y el futuro.

 

El pasado martes 22 de noviembre en el Restaurante Central de la Rural, Predio ferial de Buenos Aires, se realizó la ceremonia de entrega del Premio a la Excelencia Agropecuaria que lleva adelante el Banco Galicia en conjunto con el diario La Nación.

El proyecto Aula Aapresid fue el ganador de la categoría Premio a la Mejor Extensión Agropecuaria y fue recibico por Nicolás Bronzovich, actual coordinador del proyecto, Sabrina Nocera, coordinadora de Regionales Aapresid y Edmundo Nolan, miembro de la Comisión Directiva de la institución. 

Entrevistamos a Nicolás Bronzovich y a Miguel Angel Alvarez, fundador de Aula Aapresid, para saber cómo vivieron este reconocimiento. 


¿Qué significa este premio para Aula Aapresid?

Nicolás Bronzovich: Realmente es difícil de explicar dado el gran colectivo que es Aula Aapresid. La verdad es que desde que Miguel arranco en adelante, hay cientos de personas que han ido sumando en la construcción de ese colectivo. ¿Cómo saber qué significa el premio para cada uno de ellos? Apenas me animaría a decir lo que creo significa para el Equipo Aula Aapresid, donde estamos con Miguel Ángel, Pablo, José Luis, Enrique, Peco, Nico, Gabriel, Tomás y Sabrina entre los que intercambiamos ideas con mayor frecuencia.

Creemos que es una gran herramienta para sumar a las tantas que proponemos para provocar a todos los miembros de Aapresid y las personas del sector a que se animen a mostrarse auténticamente, a comunicar incluyéndonos. Esperamos sencillamente que sea el disparador de muchas aulas más, y también por supuesto un motivo de alegría y orgullo para toda Aapresid.

Miguel Angel Alvarez: Cuando en el 9° Encuentro Anual de Regionales de 2010, en Melicué, trabajando con Orlando Gutiérrez en Planificación Prospectiva se me ocurrió la idea, jamás me imaginé que en 6 años íbamos a tener semejante reconocimiento. Va mi reconocimiento a Gastón Fernández Palma y César Belloso, dos presidentes que le dieron el apoyo inicial al Proyecto Aula Aapresid, y me permitieron tener la libertad absoluta para llevar adelante esta herramienta de comunicación. También a los socios que en un primer momento, con poca capacitación, pero con mucho coraje se sumaron al proyecto: José Luis Zorzín, Pablo Guelperín, Gabriel Garnero, Sebastián Lance, Gerardo Salvatori, Bernardo Romano, Pablo Auliso, Juan Carlos Mettifogo. A los que se sumaron con el correr de los años muchos más, entre los que se destacó quien hoy es el Director del Proyecto Nicolás Bronzovich, que permitieron que este premio sea hoy una realidad para toda la Institución.

banner-face-premio-aula-aapresid
Felices y orgullosos de un gran equipo: Nicolas Bronzovich, Sabrina Nocera y Eddie Nolan recibiendo el galardón.

¿Sirve tanto como para premiar lo hecho tanto como para impulsar el trabajo a futuro?

NB: Claro! Me parece que es un reconocimiento importante que nos está mostrando que vamos por el buen camino. Este premio no es una novedad para Aapresid, la institución y creo que varios de sus socios lo han obtenido antes. Si bien uno no puede saber que será lo que haya valorado el jurado, pienso que tal vez en aquella oportunidad se distinguía todo lo que somos y significamos mientras en esta oportunidad se distingue más específicamente el “cómo lo hacemos”.

Se distingue la manera de trabajar en uno de nuestros proyectos específicos, la comunicación en “primera persona” a la que nos desafiamos en Aula Aapresid, que le cuenta a la sociedad el resultado del trabajo en todos nuestros otros programas. Es un impulso para seguir trabajando en el futuro como siempre lo hacemos, con perseverancia pero también consientes de la importancia del cambio, de la evolución. Más enfocados en las “Aulas aapresid” que no se dieron que en las que ya se lograron. 

MAA: El trabajo realizado no buscó reconocimiento. Nos quedábamos satisfechos cuando luego de una charla los jóvenes conocían un poquito más de nosotros, miembros de la comunidad agroalimentaria, y abrían sus mentes a analizar e investigar por su cuenta qué hay de cierto en toda la información tendenciosa que reciben permanentemente. Que nos conozcan, nos comprendan y nos aprecien. Ese es un gran logro…. pero si luego hay reconocimiento de la comunidad y algún premio, pues bienvenido!!!

miguel-a-alvarez-maizar-2015web
Miguel Angel Alvarez, fundador de Aula Aapresid.

¿Cuáles son los objetivos inmediatos de Aula Aapresid?

NB: Si bien el año 2016 todavía no está cerrado, me parece que no vamos a lograr el objetivo de sostener la cantidad de charlas “Aula Aapresid” que habíamos dado en 2015, aunque si alcanzaremos la misma cantidad de asistentes o quizá un poco más. Supongo que un buen objetivo sería el de volver a alcanzar las casi 150 aulas del 2015. Esperamos reunirnos como equipo para cerrar el año y planificar el 2017. Entre las alternativas que hemos estado considerando están, la de realizar una jornada de “auleros” del tipo de la que hicimos en Junin-2014, explorar la posibilidad de dar más “aulas” hacia adentro del sector, mejorar nuestra presencia en algunos de los eventos que habitualmente nos invitan, perfeccionar la organización del Escuelagro paralelo al Congreso Aapresid como el que desarrollamos este año, y alguna “sorpresa” digital que todavía no tenemos bien definida.

MAA: El trabajo continúa hacia adentro. Convencer y capacitar a más socios Aapresid que se sumen a este proyecto, que es de todos y necesita de todos.

¿Cómo ven la interacción de Aula con otros proyectos similares, especialmente Escuelagro y los que lleva adelante el gobierno de la Nación?

NB: Me parece un camino sin retorno, creemos que es el único camino. En esta institución aprendí que la única forma de lograr que nuestros hijos y nietos puedan valerse en el futuro de los mismos recursos que nos valemos nosotros en el presente es logrando un equilibrio entre las dimensiones sociales, ambientales y productivo-económicas de nuestros sistemas.

También aprendí en Aapresid que el camino para ese equilibrio sostenible es el trabajo en red, en organizaciones multidisciplinarias, transversales y con cooperación interinstitucional y público-privada. Por eso estamos agradecidos de la posibilidad que Minagro, INET y las autoridades educativas de distintas provincias nos dieron de cooperar con ellos en varios de los ESCUELAGRO tanto como estamos agradecidos de las posibilidades de cooperación que surgen en distintos distritos educativos locales y en diferentes municipios.

MAA: Estamos todos en el mismo barco. Cuantos más se sumen al proyecto comunicativo, mejor. Igualmente, el corazón de Aula son los socios, debemos tener más socios participando. 

¿Qué es lo que ven en cada una de las presentaciones de Aula Aapresid? ¿Existe la brecha? ¿Es ideológica? ¿Es desconocimiento?

NB: Insisto en esto: en Aula Aapresid lo que ve uno solo no tiene mucho significado. Al mismo tiempo creo que lo que vemos es bastante cambiante según qué región, pueblo, ciudad, escuela, etc, estemos hablando. Podría haber un denominador común en el desconocimiento pero también lo hay en el interés en escuchar de “primera mano” cómo se producen los alimentos. Lo ideológico se pasó de moda hace mucho… la sustentabilidad es de todos.

MAA: Hay lugares en los que la visión es muy sesgada, y en otros no tanto. Creo que lo importante es tener presencia, ocupar el lugar y dar nuestra visión. Cuanto más intenso y apasionado sea el mensaje, más abiertos están para escucharnos. Defender la sustentabilidad (ojo, que no todos la practican), hablar claro, no defender la mala praxis, hacernos cargo de los errores y establecer un diálogo con la comunidad. Es la única manera de resolver las diferencias. 

¿La comunidad agroalimentaria sigue teniendo una deuda comunicacional? ¿Cómo puede saldarse? ¿Estamos por el buen camino?

NB: Diría que sí, seguimos teniendo una deuda comunicacional. La realidad es que crecen más rápido las ciudades que la población rural, que incluso disminuye por lo que los que somos apasionados de la comunidad agroalimentaria estamos obligados a redoblar esfuerzos para que la parte de la sociedad que no pertenece a nuestro sector nos conozca, creo que las acciones de cooperación de las que hablábamos en la pregunta anterior nos marcan que vamos en el buen camino.

MAA: La verdad es que salvo contadas excepciones no nos conocen, o nos conocen por un estereotipo. Es importante generalizar nuestro discurso, que se conozca, que se discuta si es necesario, pero que esté en las casas de todos, en las mesas de café, en los colegios, en fin que sea un tema que esté instalado en un país como el nuestro, que depende mucho del campo, de su gente y del cuidado de los recursos que entran en juego al producir. 

Para cholulos: cuando ganaron, Nico, ¿tenías el discurso anotado en un papel como en los Oscars? 

NB: (Risas) No! No lo tenía anotado y como soy bastante cabulero me resistía a anotar un discurso, prefería que sea el destino el que nos sorprenda: tanto con el resultado como con las palabras. Me parece que esa actitud mía tenía preocupados a varios de nuestros líderes porque desde la Coordinadora de Regionales hasta el Presidente me sugirieron que me preparara para recibirlo!!!

Ahora se los agradezco porque finalmente SI, lleve algunas palabras pensadas de antemano que igual me salieron todas desordenadas. Otra cábala que nos faltó también fue un pañuelo que Francisco (esposo de Sabrina Nocera, coordinadora de Regionales) le había regalado a Sabrina, se suponía que era el que nos iba a hacer ganadores y Sabrina se olvidó de llevarlo!!! Según un minucioso análisis que hicimos con Alejandro Clot, parece que el talismán de la suerte finalmente fue Eddie Nolan que también nos acompañó. (Risas)

Fue una linda noche y la disfrutamos entre amigos. Lo que es bien claro es que no fue por nosotros que obtuvimos esta distinción, sino por el esfuerzo de esa gran cantidad de miembros de la institución y sobre todo también de gente que no pertenece a Aapresid y se anima a recibirnos para poder vincularnos.

Me siento en deuda por la oportunidad de poder haber agradecido en nombre de todos ellos este premio, nunca había tenido la oportunidad de agradecer el reconocimiento al resultado de un esfuerzo de semejante colectivo de gente y la verdad es que es una sensación única, inexplicable. ¡GRACIAS!

Entonces…¿cuáles fueron las palabras de Nicolas Bronzovich en la entrega de premios? #DalePlay