5/2/20 12:22

Bioplásticos: ¿una alternativa de agregado de valor a la biomasa agropecuaria?

¿Qué son? ¿Qué usos tienen? ¿Cuáles son los factores críticos para el desarrollo de esta industria a nivel local? De la mano de la Chacra Aapresid AVO nos metemos en el universo de los bioplásticos.

La Chacra AVO de Aapresid apunta a encontrar estrategias de agregado de valor en origen para la producción agropecuaria. Una de las alternativas analizadas es la de los Bioplásticos.

La European Bioplastic define los bioplásticos como ‘aquellos cuyo polímero base está basado en recursos renovables o es biodegradable, cumpliendo todos los criterios de las normas científicamente reconocidas para biodegradabilidad y compostaje de plásticos’. Entre los más desarrollados se encuentran el Ácido poliláctico (PLA) y el Polihidroxialcanoatos (PHA). El primero se obtiene de sustratos como almidón de maíz o papa que se polimerizan vía fermentación, mientras que los PHA se obtienen de la fermentación de fuentes de carbono por microorganismos y se utilizan para fabricar películas de empaquetado de bolsas, utensilios, elementos de higiene, etc.

La obtención de los bioplásticos se origina con el tratamiento de la biomasa en una “biorrefinería”.  Una biorrefinería es modelo conceptual que utiliza distintos componentes de la biomasa (azúcar, almidón, lípidos, celulosa, hemicelulosas y lignina) para la elaboración de bio-productos: biocombustibles, productos químicos y materiales de alto valor.

La biomasa de origen agropecuario incluye – a diferencia de una refinería como la de petróleo - un conjunto muy heterogéneo de materias primas como almidón, azúcares, celulosa y lignocelulosa, grasas y aceites, proteínas y otros. Así, su procesado debe seguir rutas y tecnologías diversas dependiendo del tipo de material.

La biomasa generada de la actividad agropecuaria o agroindustria es transportada a las biorrefinerías para producir los bioplásticos. Bajo la forma de pelletizados, estos serán adquiridos por empresas que - con la misma infraestructura con que se tratan los plásticos comunes - desarrollarán productos y bienes de consumo. Una vez utilizados, y mediante la gestión de residuos, los bioplásticos serán en parte reciclados y reutilizados en la industria, y en parte volverán a la biomasa vía compostaje. 

 

[caption id="attachment_22986" align="aligncenter" width="427"] Figura: Cadena de valor de los bioplásticos[/caption]

 

¿Qué desarrollos existen en Argentina y en el mundo? 

A nivel mundial hay empresas de fabricación de plásticos convencionales como Dupont, Basf y Dow que están incursionando en los bioplásticos. En Argentina, Tritellus SRL importa el bioplástico Mater Bi de Novamont – empresa internacional especializada en esta cadena - para proveer a la industria nacional. Con sede en Córdoba y presencia en países como Chile y Brasil, Bioplástico SA también importa bioplásticos y abastece con sus productos a empresas como Unilever y Mercado Libre. 

También existen iniciativas en etapa de planta piloto. EMBIO SA, empresa incubada en INTA Rafaela, elabora productos a partir del lactosuero, residuo de la industria láctea. INMET, la empresa de investigación y desarrollo de Bioceres, está desarrollando PHB a partir del uso de glicerina como subproducto de las industrias de biodiesel. La idea es ofrecer un modelo de negocios para la agroindustria transformando la glicerina en un producto de alto valor como el glicerol. VAL-MAR es una empresa de producción y empaquetado de zanahorias en Santa Fe, que aprovecha las zanahorias de descarte para obtener alcohol, pectinas, carotenos. También cuentan con una planta piloto, a la espera de pasar a la fase comercial, y utilizan tecnología patentada por la Universidad del Litoral.

Estos casos tienen en común la interacción entre las instituciones de investigación y desarrollo, inversores privados y organismos estatales. Son proyectos que conllevan muchos años de I+D, inversiones con largo período de recupero y potenciales subsidios para traccionar la demanda.

 

Factores críticos para el desarrollo de la industria de bioplásticos 

Esta nueva alternativa de valor agregado está en etapas poco desarrolladas en nuestro país, por lo que la intervención de una entidad gubernamental podría agilizar la introducción e implementación de los bioplásticos. Por ejemplo, existen empresas como EcoTown, que importan vajilla descartable realizada 100% de germen de trigo la cual con la ayuda de autoridades gubernamentales, implementará en los próximos años el uso de estos materiales descartables para eventos organizados en el municipio.

La falta de demanda consistente, debido a un desconocimiento acerca del producto, junto con su elevado precio en comparación con descartables convencionales, puede llegar a ser una limitante en un futuro a corto plazo, De todas maneras, el crecimiento en un pensamiento mas sustentable es cada vez más fuertes y no hay dudas que no habrá falta de financiamiento para  fomentar este tipo de tecnologías.