22/10/21 00:00

Cambio climático: Argentina, líder mundial en producción agroindustrial sostenible

Aapresid, se reunió junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación (MAGYP) y otras entidades agropecuarias para acordar un documento conjunto en materia de sostenibilidad del sistema productivo argentino y sus desafíos de cara a la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático.

El Cambio Climático requiere el compromiso y accionar coordinado de todos los países, organismos internacionales, sector privado y sociedad civil, para el logro de los objetivos plasmados en el Acuerdo de París, los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y la Agenda 2030.

El pasado martes 19 de octubre, se realizó una reunión encabezada por el Ministro del MAGYP, Julián Domínguez, donde participaron representantes de Aapresid, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), la Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), así como funcionarios del Ministerio de Agricultura.

El objetivo del encuentro fue establecer un consenso y elaborar un documento común para que la Cancillería lo presente en la próxima cumbre de Glasgow. Los principales puntos del mismo son:

Compromiso con la sostenibilidad: el mundo necesita más y mejores alimentos y nuestro país y nuestra región pueden proveerlos de manera segura y sostenible.

Agroindustria como parte de la solución: Los sistemas alimentarios son parte de la solución al desafío de alimentar al mundo de forma sostenible y erradicar la pobreza. Argentina viene trabajando de forma responsable desde hace varios años en pos de la sostenibilidad de nuestro sistema alimentario y estamos comprometidos a seguir trabajando activamente en este camino.

Seguridad alimentaria: Nada de lo que hagamos a futuro puede redundar en una menor producción de alimentos, ya que la seguridad alimentaria es nuestra prioridad.

Responsabilidades comunes pero diferenciadas: el cambio climático es un flagelo global y que debe ser abordado de forma responsable y colaborativa, pero no todos los países estamos en la misma situación ni tenemos los mismos antecedentes.

Nuestra prioridad, la adaptación: La agricultura se ve fuertemente afectada por el cambio climático. Por eso, para países como Argentina (que tienen una baja participación en las emisiones globales) la prioridad pasa por la adaptación. 

Transición justa: Cualquier mejora que se tenga que implementar en nuestros sistemas productivos no debe dejar a nadie atrás, debe ser con todos adentro, sin exclusión social.

No hay modelos únicos: Las soluciones deben adaptarse a las realidades locales, no deben ser impuestas.

Dietas balanceadas: Nuestra ganadería extensiva es altamente segura en términos sanitarios, de bienestar animal y eficiente en términos ambientales. Nuestra incidencia en materia de aportes al cambio climático es despreciable, en contraposición con nuestra alta y positiva incidencia en materia de seguridad alimentaria. 

Comercio internacional: Las distorsiones existentes en el sistema de comercio internacional (elevados aranceles de importación, subsidios y medidas para arancelarias sin base científica que obstaculizan el desarrollo de la innovación y nuevas tecnologías aplicadas al sector) afectan la seguridad alimentaria e impiden el normal desarrollo de nuestros países.