La Chacra Pergamino brindó un taller durante el XXI Congreso Aapresid «Otra Tierra», mostrando las experiencias de Sistema Chacras en la región. Te contamos lo más destacado.

En el taller se describió la necesidad de intensificar las rotaciones agrícolas (aumentar el número de cultivos por año: índice de intensificación) como estrategia para producir MEJOR. Se presentó una de las líneas de trabajo de la Chacra Pergamino, cuyo objetivo es “Evaluar el efecto de la intensificación y diversificación de las rotaciones agrícolas sobre los atributos de calidad del suelo”.

Se tomó como ejemplo uno de los establecimientos donde se están realizando ensayos con distintas rotaciones agrícolas. En el mismo, se compararon cinco rotaciones: i) Trigo/Soja-Viciavillosa/Maíz (50% gramínea e índice de intensificación 2), ii) Trigo/Soja-Maíz-Soja (50% gramíneas e índica de intensificación 1,3), iii) Arveja/Maíz-Trigo/Soja (50% gramíneas e índice de intensificación 2), iv) Cebada/Sorgo-Trigo/Maíz(100% gramínea e índice de intensificación 2) y v) Pastura consociada de alfalfa, festuca y cebadilla.

El análisis preliminar de los resultados, sin concluir aún un ciclo completo de cada rotación, permitió concluir que el sorgo fue el cultivo que más carbono aporto al sistema (2.000-3.000 kg/ha), seguido por el maíz (1.000-2.000 kg/ha), el trigo (1.000 kg/ha) y por último, la soja (500 kg/ha).La pastura presentó el mayor aporte anual de C y el balance de C más positivo (+950 kg/ha), seguida por las rotaciones más intensivas (2 cultivos/año), y por último la rotación testigo (1,3 cultivos/año). La rotación 100% gramínea fue la que más se asemejó a la pastura en aporte de C.La eficiencia de captura y productividad del agua fue mayor en la rotación 100% gramínea. La rotación testigo (Tr/Sj-Mz-Sj) tuvo los menores valores de ambas variables.

taller chacra perg congreso

La inclusión de Vicia villosacomo cultivo de cobertura antecediendo al maíz, en comparación con el mismo maíz antecedido por barbecho, generó: 3.200 kg/ha de materia seca de vicia,más agua disponible para el maíz (a la siembra y cosecha), un buen control de malezas,más disponibilidad de N a la siembra y durante el ciclo del maíz (dejando +100 kg/ha a cosecha),+2.500 kg/ha de rastrojo en el maíz siguiente, y similares gastos.

 Fuente: María Belén Agosti (Chacra Pergamino)
mbagosti@agro.uba.ar