14/08/20 00:00

Herbicidas y coadyuvantes: dupla ganadora para combatir a los yuyos

SpeedAgro impulsa un nuevo estándar en eficiencia de aplicación para hacerle frente a un problema que llegó para quedare: las malezas resistentes.  

 

Está demostrado que el problema de las malezas es una espiral ascendente. Se va a ir incrementando tanto el a?rea afectada como la cantidad de malezas que sera?n resistentes. Es por eso que la producción de hoy requiere más precisión y especialización que años atrás.

La clave está en repensar procesos, cambiar paradigmas heredados con el objetivo de lograr aplicaciones eficientes. La respuesta dejo? de ser sólo la tecnologi?a de producto. También es una tecnologi?a de proceso.

Nos enfrentamos a dos grandes desafi?os para combatir a las malezas. El primero es que cada vez que se mueve un ambiente, vuelve a reaccionar, que es lo que va a suceder con los herbicidas residuales.

El segundo problema es que se esta?n combatiendo las malezas con herbicidas descubiertos en la de?cada de 1970/80 y hay un sólo modo de accio?n nuevo actual. En este contexto cambiante la aplicacio?n de estos herbicidas necesitan un buen coadyuvante.

SpeedAgro esta?n poniendo foco en la investigacio?n y desarrollo para barbechos cortos y largos, post emergencia de la soja y en los segmentos de insecticidas y fungicidas. Se han probado distintos adyuvantes que acompan?en a ese ingrediente activo para que sea ma?s efectivo.

Es importante destacar que cada herbicida tiene su adyuvante específico. Incorporar adyuvantes multiacción a la cadena de valor es un factor decisivo. Brindan múltiples propiedades que mejoran la aplicación y biodisponibilidad en fitosanitarios bajo condiciones climáticas adversas.

Llevar la eficiencia del producto más allá del laboratorio impulsó a SpeedAgro a sistematizar protocolos de aplicación para acompañar al productor en todas las etapas del proceso de aplicación con un servicio customizado.

La aplicación de fitosanitarios es el eslabón de porcelana que el campo hoy tiene todas las herramientas para fortalecer. Transformar la información en conocimiento, invirtir en la mejora continua de los procesos e instalar nuevos estándares de manera constante y progresiva es el camino a desandar. El trabajo es colaborativo y el combo producto-servicio-productor son parte de un todo. Un mismo caldo.