10/6/22 00:00

Los invitados VIP a “la previa” del maíz

¿Cuáles son los mejores antecesores para el cultivo? Especialistas y productores cuentan sus experiencias para aportar diversificación sin sacrificar rendimiento.

Reviví este segmento de Agenda Aapresid acá.
Maíz sobre vicia, un equipo goleador.

Cuando un productor planifica su próximo maíz, lo primero a considerar es el ambiente que este va a explorar durante su ciclo, ambiente que estará en gran parte condicionado por el cultivo invernal antecesor. Para ello es clave conocer el efecto de las alternativas sobre el agua acumulada a la siembra del cereal, el aporte de nitrógeno y finalmente los rendimientos.

A la hora de elegir la mejor especie que precederá al cereal, las soluciones mágicas no existen, pero sí valiosas experiencias que muestran cómo aceitar los engranajes del manejo para dar espacio a la intensificación sin sacrificar rendimiento.

¿Qué factores tener en cuenta para la elección del antecesor?

Lo primero es tener en claro a qué tipo de maíz -en cuanto a su fecha de siembra- vamos a apuntar, ya que eso va a definir la ventana disponible para intensificar, subrayó Fernando Salvagiotti, especialista en nutrición vegetal y fertilidad de suelos del INTA Oliveros

Una vez en claro lo anterior, el recurso que va a limitar la elección es la disponibilidad hídrica de la zona y el tiempo de recarga del perfil en función de en qué momento se cosechará o terminará el antecesor. El segundo factor, que incide directamente sobre la producción del maíz, es el nitrógeno. Por ende, “será condicionante la relación carbono-nitrógeno de los antecesores, lo que va a afectar la dinámica del nutriente para el maíz”, explicó.

Antecesores en siembras tempranas y siembras tardías

Maíces tardíos dan lugar para poner quinta a la intensificación, y hacer previamente leguminosas de servicios como vicia o de renta como arveja y lenteja, aunque hay que tener en cuenta que estas últimas se llevan mucho nitrógeno con el grano. Para graficar el aporte de una vicia al sistema, el especialista precisó que “5 tn de materia seca pueden inyectar 160 kg de N/ha, magnitud que alcanza para satisfacer la demanda durante el ciclo del maíz siguiente”. 

En cambio, en maíz de primera los tiempos son más ajustados para hacer previamente una  vicia y llegar a acumular biomasa suficiente. Estirar la fecha de siembra del cereal hasta el 15 de octubre -en la región pampeana central- es una estrategia para que el CS se ubique más cómodo en la previa, comentó. 

El panorama se complica un poco si la previa se hace con gramíneas, más aún con cultivos de renta como trigo o cebada, por su mayor consumo del agua y relación carbono/nitrógeno, que hará que se demore la disponibilidad de este último para el maíz. Por lo tanto, si las ventanas son muy cortas y/o se utiliza una gramínea como antecesor, serán necesarias dosis de nitrógeno para asegurar el nutriente y esquivar mermas productivas en maíz. 

La experiencia de los productores 

En la zona núcleo y sudeste de Córdoba, en las zonas donde la seca no perdona hace 3 años, los productores vienen volcándose cada vez más a siembras tardías, comentó José Luis Zorzín, asesor y productor Aapresid. 

Al contrario de lo que se piensa, esta coyuntura favorece a la entrada airosa de los cultivos de servicios (CS) como vicia -o mezclas con gramíneas como centeno y avena- que encuentran un lugar cómodo en la rotación. Por ejemplo, luego de trigo/soja 2da, permitiendo la recarga primaveral antes de maíz para cuidar rendimiento. Los resultados positivos se ven no sólo en la ecuación nutricional, sino sobre la salud del suelo, el control de malezas y la menor dependencia de insumos, repasó.  

Por otra parte, en el sudeste de Buenos Aires, la incorporación de variantes invernales de servicios encuentra el desafío de competir con la fina ya instalada en la zona, además de verse limitada por un período libre de heladas apretado, que va aproximadamente del 20 de abril al 5 de noviembre, precisó Agustín Bilbao, productor Aapresid.

Las rotaciones usuales, que incluyen maíz temprano sembrado a principios de octubre, complican la incorporación de un CS previo, admitió. Con el fin de dar lugar a CS como la vicia para mantener raíces vivas y capturar un plus de nitrógeno, corren la fecha de siembra del cereal a la segunda quincena de noviembre, detalló Bilbao. De esta manera, la leguminosa arranca en febrero, es secada con herbicidas a principios de octubre, para que el lote recargue agua hasta el turno del maíz.

En cuanto al control de malezas, los productores coinciden en que no se puede pretender que los antecesores de servicios hagan todo el trabajo por sí solos, sino que se debe hacer un manejo integrado que contemple la necesidad de resetear el lote con aplicaciones. En ese sentido, la vicia tolera aceptablemente los tratamientos pre emergentes, y si se la usa en mezcla con  gramíneas, este combo logrará un control temprano mucho más eficiente, allanando el terreno al maíz.  

Agenda Aapresid: información que hace rendir tus campañas.

Agenda Aapresid es la cita digital donde especialistas, productores y empresas se reúnen para acercar información técnica que el productor agropecuario necesita, cuando la necesita.

Cada edición se estrena de Lunes a Viernes a las 19hs desde la plataforma de streaming Aapresid Comunidad Digital, y los Sábados a las 19:30 hs en formato compacto en Somos Rosario (canal 7 de la grilla analógica y digital rosarina y canal 520 a través de Flow Box y Flow App, en el resto del país).