10/9/21 00:00

Jornada de pasturas en suelos salinos de la Chacra América

El 25 de agosto se llevó a cabo una jornada sobre pasturas para suelos salinos, organizada por la Chacra América, la Regional América, técnicos de Gentos y de INTA.

Por la mañana, se visitó al productor y médico veterinario Ricardo Bustamante en “San José”, establecimiento mixto al sur de América quien está recuperando ambientes salinos a partir de la implantación de pasturas.

unnamed (7)

Productor explicando la historia del lote, hoy con agropiro sembrado en abril.

La primera parada se realizó en un lote sembrado en abril 2021, con una mezcla de Festuca arundinacea (variedad mediterránea), Melilotus albus y Lotus corniculatus. La napa (CE: 0,5 dS/m; pH: 8), siempre presente en estos ambientes, llegaba con su frente de ascenso capilar hasta 40 cm de profundidad. A dicha profundidad Cristian Álvarez (INTA AER General Pico) evidenció la primera limitante a la circulación de agua y crecimiento radical, correspondiente a un horizonte Bt o argílico, más conocido en la zona como “thapto”. En profundidad se encontró otra limitante, que se acentúa en años secos y es frecuente en la zona, la tosquilla de origen freático.

La segunda parada fue sobre un lote de Agropiro (Thinopyrum ponticum) sembrado en abril 2021, que logró implantarse en ambientes con CE de 3,5 dS/m y pH 8,2, donde predominaba la cobertura de Pelo de chancho (Distichlis spicata), pero no así en las partes sin cobertura natural donde los valores edáficos de salinidad y pH fueron de 22 dS/m y 9 respectivamente. Esto confirma la necesidad de realizar ambientaciones de los bajos en función a la vegetación, el suelo y la napa, para adaptar estrategias agronómicas que pueden ir desde clausuras y siembras de agropiro hasta siembra de coberturas y pasturas de mejor calidad forrajera, como festuca.

unnamed (6)

Cristian Álvarez y Nicolás Bertram caracterizando el ambiente y explicando la relación entre napa, suelo y vegetación.

En cuanto al manejo nutricional, Nicolás Bertram (INTA EEA Marcos Juárez) remarcó que es un factor fundamental para maximizar la producción, e indicó que es recomendable acompañar el ciclo de crecimiento de las pasturas con una fertilización nitrogenada estratégica. A modo de ejemplo, para un manejo eficiente del recurso, en un lote de 50 hectáreas es preferible aplicar una dosis de 100 kg N/ha en las mejores 25 hectáreas a realizar una aplicación de 50 kg N/ha uniformemente en todo el bajo. En el caso de la mezcla con festuca, presente en la primera parada, el color del follaje denotaba una deficiente nutrición nitrogenada, por lo que se recomendó fertilizar.

Por otro lado, en los bajos donde no hay grandes problemas de salinidad en superficie, se presentan complicaciones con malezas, siendo el gramón (Cynodon dactylon) la maleza más problemática. Matías Burattini (Gentos) recomendó una secuencia de manejo con cobertura de invierno y maíces RR, previos a la implantación de la pastura, lo cual permitirían reducir la presión del gramón mediante sombreo y aplicaciones de glifosato. Otra alternativa que se está evaluando es el uso de coberturas de lotus o melilotus y uso de graminicidas que controlen a esta maleza.

Para finalizar, Federico Sciarretta (Gentos) explicó sobre el manejo del pastoreo en estas condiciones de alta desuniformidad de plantas dentro de la misma pastura. La recomendación es realizar pastoreos livianos con acumulación de biomasa intermedia, manejando la altura del remanente para mantener el suelo cubierto, evitar el sobrepastoreo y limitar la formación de matas, factores que inciden en la persistencia y productividad de la pastura.