18/11/21 00:00

Maíz tardío: genotipo y fertilización son las claves del éxito

Si estás ultimando detalles para siembra, esta nota es para vos. Aapresid te acerca los resultados de la Red de Maíz Tardío 20/21 sobre evaluación de híbridos, sanidad y respuesta a la fertilización.

El área sembrada con maíz tardío es cada vez más extensa, superando en proporción a la de maíz temprano, y se espera que esta campaña, marcada por La Niña, crezca aún más. 

La Red de Maíz Tardío (RMT) en su último informe presentó los resultados de los ensayos realizados en casi 20 localidades de la zona núcleo extendida, en situaciones reales y con la tecnología disponible de los productores. La zona evaluada comprende Litoral, centro-norte de Buenos Aires, sur de Santa Fe, sur de Córdoba y centro-norte de Córdoba. 

Elegir bien el genotipo marca la diferencia

Los híbridos se sembraron entre el 25 de noviembre y el 4 de enero y presentaron rendimientos que variaron de 5,4 a 11,5 tn/ha. Mostraron diferencias por subzona de 1000 kg entre los genotipos más y los menos exitosos. En cuanto a humedad a cosecha, el Dr. Lucas Borrás (UNR-CONICET y Coordinador Técnico de la Red) hizo hincapié en que “si se cosecha con humedad alta, los genotipos se diferencian más y allí será relevante la elección del material”. 

En definitiva, será importante elegir el híbrido por rendimiento y por humedad a cosecha, para hacer más eficiente la logística y ajustar los costos de secado, indicó. Los genotipos con mejor comportamiento para cada zona se pueden consultar en la última edición de la Revista de la Red de Maíz Tardío.

Por otra parte, la susceptibilidad del híbrido al quebrado y vuelco depende en gran medida del ambiente o manejo particular. Por ello, el investigador sugirió tener en consideración los datos por genotipo y por zona, “ya que se trata de un cultivo que está mucho tiempo en el campo esperando que se coseche”, y por lo tanto expuesto a inclemencias climáticas.

Fertilización y sanidad

La fertilización nitrogenada incrementó el rendimiento del maíz, llegando incluso a no saturar la respuesta con la dosis más alta (120 kgN/ha). No obstante, la recomendación de los especialistas de la RMT es hacer un diagnóstico previo y ajustar el nutriente según el rendimiento esperado.

A diferencia de la fertilización con azufre y fósforo, la fertilización con micronutrientes sí tendió a incrementar el rendimiento, “probablemente debido a que, entre otros efectos, hace más eficiente el uso del nitrógeno”, explicó Lucas.

Por último, la respuesta promedio a la aplicación de fungicidas fue superior al promedio de campañas previas (724 vs 550 kg/ha), con mayor diferencia entre genotipos y más respuesta en el norte que en el sur del país. “Esto refuerza la relevancia que tiene la utilización de fungicidas en maíces tardíos”, concluyeron.

La Red de Maíz Tardío acompaña tus decisiones de campaña. Enterate de todas las novedades ACÁ.