30/9/21 00:00

Nivel de adopción y manejo en soja Bt

La REM de Aapresid realizó el primer relevamiento de insectos plagas para los principales cultivos agrícolas del país en la campaña 2019/20, encuestando a referentes de todos los departamentos o partidos de las zonas productivas.

 

En esta oportunidad pondremos el foco sobre los resultados arrojados para el cultivo de soja, para lo que se consultó sobre la presencia de diversos grupos de insectos plagas, el porcentaje de superficie sembrada con la tecnología Bt, y la necesidad de control químico insecticida.

Presencia de plagas en soja

Para este relevamiento, debido a la dificultad de consultar puntualmente sobre especies y a modo de facilitar la recolección de información, se consultó sobre la presencia de grupo de insectos plagas: lepidópteros, chinches, trips y arañuelas y picudo. Esta información permitió caracterizar la presencia de estas plagas de marcada importancia para esta oleaginosa, evidenciándose que durante la mencionada campaña los lepidópteros, las chinches, los trips  y arañuelas se presentaron en casi a totalidad de la superficie sembrada con este cultivo,lo que acentúa la importancia del manejo de estas especies. Para el caso del picudo negro, su presencia se vio cirscuncripta a la zona noroeste del país, donde esta especie se presenta como una de las plagas de mayor importancia para la soja.

Mapas REM presencia de insectos plagas en soja campaña 2019/20

Soja Bt

Desde el año 2012 en nuestro país fue aprobado para uso y comercialización  el evento biotecnológico que le confiere al cultivo de soja resistencia a insectos lepidópteros. Se la conoce como soja Bt, por Bacillus thuringiensis que es la bacteria de la cual se extraen las proteínas tóxicas para un grupo de insectos. Específicamente la soja se la inserta el gen que codifica para la proteína Cry1Ac otorgándole protección principalmente contra: 

  • oruga medidora (Rachiplusia nu),
  • falsa medidora (Chrysodeixis includens =Pseudoplusia),
  • oruga de las leguminosas (Anticarsia gemmatalis),
  • oruga bolillera (Helicoverpa gelotopoeon),
  • barrenador del brote (Crocidosema aporema),
  • gata peluda (Spilosoma virginica),
  • oruga de la alfalfa (Colias lesbia),
  • oruga de la verdolaga (Achyra bifidalis) y
  • oruga capullera (Heliothis virescens).

Además posee control parcial sobre otros lepidópteros plagas como: oruga militar tardía (Spodoptera frugiperda), barrenador menor (Elasmopalpus lignosellus) y isoca de la espiga (Helicoverpa zea).

Esta tecnología llegó para facilitar el manejo del productor  y reducir  la necesidad de aplicación de insecticidas. Cabe mencionar que hasta el momento la marca comercial Intacta es la única que posee un evento de este tipo aprobado para ser comercializado en nuestro país, aunque se sabe que hay otras compañías que están próximas a lanzar eventos de este tipo apilados también con eventos herbicidas para ampliar el rango de protección del cultivo.

En este marco se relevó sobre el porcentaje de siembra con soja sin tecnología de protección contra insectos lepidópteros y de soja  Bt. En este sentido el 75% de la superficie relevada fue sembrada con soja sin tecnología Bt, siendo las provincias de mayor alcance Buenos aires, La Pampa y San Luis con más del 90% de su superficie sin soja Bt. Mientras que el 25% restante sí lo hizo con esta tecnología y en este caso las provincias con mayor adopción de híbridos con evento insecticidas fueron las correspondientes al noroeste argentino Salta, Tucumán, Chaco y Santiago del Estero con más del 60% de adopción, lo que es de esperarse por la mayor presión de la plaga que se presenta en estas.

En muchos casos el daño ocasionado por este grupo de plagas hicieron necesario el control químico con insecticidas foliares, esta variable presentó diferencias según la tecnología de semilla utilizada. En el caso de la soja sin eventos insecticidas en promedio a nivel nacional un poco más del 76% de la superficie sembrada tuvo que ser aplicada, mientras que en la soja Bt solo el 3,6% tuvo que serlo.

Si analizamos este factor más en profundidad, nuevamente en ambos casos las provincias del noroeste del país fueron las que tuvieron los mayores % de aplicaciones. Siendo en el caso de la soja no Bt el mayor % en Salta que alcanzó un valor del 25%, lo que pone en alerta la  necesidad del seguimiento de esta tecnología principalmente en las zonas donde hay más presión de estas plagas. 

Para finalizar debemos mencionar que al utilizar esta tecnología se debe seguir al pie de la letra las recomendaciones oficiales para disminuir la presión de selección de resistencia de insectos a las proteínas Bt. en el caso de la soja. La recomendación de mayor importancia es la siembra de refugio, que se refiere a una porción del lote sembrada, en la misma fecha, con un híbrido/variedad no Bt de similar ciclo de madurez que la del cultivo Bt. Para el caso de la soja se recomienda sembrar un bloque del 20% del total de la superficie del lote y a no más de 1200 mts de distancia. Al ser esta una planta autógama, es común que el productor se reserve parte de la cosecha como semilla, en estos casos se debe prestar especial hincapié en conservar la pureza y calidad de la cosecha.

Referencias