Lo que se logra es que el productor pueda realizar en una sola auditoría la verificación de los principios de ambos estándares.

Con el marco del Congreso Aapresid, por la tarde, y representadas en el caso de Aapresid por su Presidente,  César A. Belloso, y en el caso de la Mesa Redonda de Soja Responsable, por su Director Ejecutivo, Agustín Mascotena, ambas organizaciones celebraron un convenio, plasmando su apoyo a iniciativas de producción sustentable, para lo cual han creado estándares de certificación específicos y complementarios.

En la “letra grande” se leen los objetivos principales del convenio de “Auditoría y Doble Certificación entre el Estándar de Producción RTRS y Estándar AC de Aapresid”, cuyo alcance geográfico es aplicable a la República Argentina. La cooperación entre ambas partes incluye el análisis y puesta en común sobre el Estándar RTRS de Producción de Soja Responsable V1.0  y su Interpretación Nacional Argentina y el Estándar de Agricultura Certificada (AC), versión 2013, de Aapresid. 

A partir de dicho acuerdo, ambas organizaciones se comprometieron a trabajar en conjunto en el análisis y discusión de ambos estándares a fin de alinear conceptos y así lograr que los productores puedan alcanzar ambos sellos de certificación de manera más eficiente y a  través de un único proceso de evaluación o Auditoría simultáneo.

firma

Cabe aclarar que dicha adecuación no afecta la  total identidad e independencia de ambos estándares. Los Entes de Certificación (EC),  serán acreditados  de manera independiente y de acuerdo con los requisitos establecidos por cada una de las partes. Y éstas continuarán emitiendo certificados por separado.

¿Qué se logra?

Fundamentalmente, lo que se obtiene con este desarrollo es que un productor pueda realizar en una sola auditoría la verificación de los principios de ambos estándares, pero logrando la certificación independiente tanto de Aapresid como de RTRS, ahorrándose costos y recursos, permitiendo tener dos sellos distintivos para su producción.

De esta manera, a través de la potenciación de sinergias de dos asociaciones clave en el mundo del agro, se busca llegar más lejos, a una mayor cantidad de posibles productores que estén interesados en ser parte del modelo de soja responsable de la RTRS.