15/10/21 00:00

¿Cómo hacer rentable la recría en el contexto actual?

Juan Pablo Russi, consultor ganadero y especialista en nutrición animal, pasó por el ciclo virtual semanal de entrevistas Agenda Aapresid, y nos brindó las claves para lograr márgenes positivos en los sistemas ganaderos de recría.

Si bien la ganadería es una actividad menos riesgosa que la agricultura en términos climáticos, la única manera de hacerla rentable en el contexto actual es planificando y presupuestando adecuadamente en función del modelo ganadero que manejemos.

¿Cuándo comprar?

Tenemos que tener en cuenta que el precio del ternero es estacional y por ello es primordial planificar las compras, centralizándolas en los primeros ocho meses del año, donde el precio es menor al precio promedio. Por otro lado, no comprar en los últimos cuatro meses, evitando sobreprecios.

Según Russi, entre el 54-55% del costo de producción recae en la compra. Independientemente del modelo de recría, la clave está en comprar terneros a buen precio. Si compramos mal, hay un 90% de probabilidad de que el negocio vaya en pérdida.

¿Qué aspectos ajustar en recrías a corral?

Luego de considerar la compra de terneros, podemos ajustar la eficiencia del sistema según el modelo de recría. 

Si compramos vaquillonas de 100 kg y las llevamos a 300 kg, la etapa crítica será la primera. El objetivo es lograr una mortandad menor al 2%. Debemos brindarles una buena dieta de inicio, por ejemplo, con un 40% de maíz entero -porque el animal está recientemente destetado-, 17-22% de proteína bruta - con pellet de soja o extrusado bien desactivado -, y algo de silo o rollo de alfalfa. Aquí el especialista recomienda no ofrecer pasturas de alta calidad, como alfalfa, para evitar intoxicaciones. También evitar diarreas, que ocasionan muertes por deshidratación.

En cambio, si compramos vaquillonas de 180 kg para llevar a 300 kg, Russi advierte que los márgenes brutos son muy reducidos, por lo que es importante enfocarnos en las ventajas competitivas. En este sentido, recomienda opciones como producir maíz propio o comprarlo al vecino, tener terneros propios o comprar con pocos gastos de flete (minimizando los gastos de compra) o integrarnos con un frigorífico (eliminando los gastos de venta). 

Finalmente, si tenemos novillos de 180 kg para engordar hasta los 360 kg, es fundamental realizar restricciones en la recría. Aquí explica: “los animales son más eficientes en la etapa de terminación y realizando restricciones logramos que consuman un 30% menos de comida en total”.

¿Y en modelos de campo a corral?

Si la recría tiene una primera etapa en verdeo o pastura y la terminación a corral, es fundamental manejar la carga para mantener un aumento diario de 500 a 600 g/día. Aquí el objetivo es evitar tener el aumento compensatorio en el corral, y así evitar prolongar la duración de esta etapa y los costos elevados del maíz. 

En los verdeos, la solución es suplementar o disminuir la carga. En las pasturas o recursos de baja calidad, tenemos que presupuestar un recurso de mayor calidad para los días previos al encierre. Según Russi, lo ideal es que los animales ingresen al corral con una condición corporal de 4,5. Así garantizamos una duración de esta etapa de 70 días. De lo contrario, puede prolongarse hasta los 100 días. 

Juan Pablo recalca “la ganadería no es un negocio de promedios, es un negocio de ventajas competitivas”. Obtener márgenes brutos positivos parece imposible hoy en día, pero no lo es. La clave es planificar y presupuestar para comprar bien y maximizar las ventajas competitivas de nuestros sistemas.

Accedé al evento completo de forma libre y gratuita desde el siguiente LINK.