19/9/22 00:00

Requerimiento de N en maíz: ¿antecesor leguminosa resuelve el problema?

La Chacra Sachayoj muestra que para asegurar pisos de rinde en maíz y sustentabilidad en la rotación es clave el análisis de N en suelo y la fertilización complementaria.

Las leguminosas de invierno aparecen cada vez más en el menú de alternativas a cereales como trigo. A pesar de que las perspectivas no son tan atractivas a primera vista, su inclusión podría ser muy interesante si consideramos el impacto en el sistema de producción.

Así, cuando se incluyen los márgenes del cultivo de verano, secuencias como legumbre/maíz superan económicamente a otras como trigo/maíz. Esto se debe a la capacidad que tienen las leguminosas de fijar nitrógeno de la atmósfera y dejarlo en el suelo disponible para el sucesor. 

Juan Carlos ‘Teddy’ Cotella es socio gerente de Suri Yaco SRL, una de las empresas de la Chacra Aapresid Sachayoj, fundada por productores de la región con el fin de ajustar modelos productivos sustentables y que aporten al desarrollo local. En esa línea, uno de los objetivos es mantener todo el año los suelos ocupados con cultivos: un desafío en la zona ya que en invierno no llueve y los cultivos de fina se realizan con el agua remanente. 

Las rotaciones planteadas incluyen sojas de grupos cortos que permitan una rápida desocupación de los lotes y la introducción de maíz, estratégico para aportar  sostenibilidad en la empresa agropecuaria. Acá es clave lograr maíces de rinde aceptable, no solo por una cuestión de rentabilidad, sino también para lograr buen volumen de rastrojo y aporte de carbono, y favorecer un círculo virtuoso donde la soja se incorpora en la rotación. 

“En el logro de ese objetivo el aporte de N es clave, por lo que lideramos ensayos de fertilización para llevar el rinde de 75 a 100 qq/ha. Antecesores como garbanzo aparecen en escena para aportar este nutriente, pero la duda era cuánto son capaces de aportar y si íbamos a tener respuesta a fertilización nitrogenada sobre este antecesor leguminosa”, explicó Cotella. 

Los ensayos incluyeron franjas con un aporte de Nitrodoble a la siembra, Solmix sobre el cultivo, y la combinación de ambas, todo contra testigos sin fertilizar. Se hizo una siembra temprana del maíz en los primeros días de diciembre, para obtener producción en mayo y lograr una ventana de comercialización oportuna, agregó Juan Carlos.

Si bien los resultados son preliminares, se llevaron la grata sorpresa de que, mientras los maíces sin fertilizar rindieron 80-85 qq, aquellos con ambos tipos de fertilización rondaron los 110-120 quintales, y picos de 130. 

Cotella destaca que la dosis de fertilizante aplicada surgió de un análisis de balance N disponible en el suelo: “este es el camino para tener altos rendimientos en la región''.

Según Cotella, “el suelo es un sistema complejo y por tanto es necesario mirar los años de agricultura, el esquema de rotación, y ajustar la dosis, momento, y tipo de producto que se utiliza en el proceso de fertilización”. 

Son muchos los factores que entran en juego en el aporte de N de las leguminosas y la respuesta a la fertilización: volumen de biomasa logrado por la leguminosa, tipo de leguminosa, grado de inoculación o tipo de inoculante, el manejo de los lotes. Y también hay que considerar la disponibilidad del N en el suelo, ya que los procesos de degradación dependen de la temperatura y la humedad”. 

Este ensayo demuestra que los análisis de suelo son clave para tomar decisiones acertadas, y elegir dosis que acompañen un rédito económico que justifique la inversión, pensando un planteo que permita la sostenibilidad de la empresa en el largo plazo, y a la vez contribuir al mantenimiento de la fertilidad de los suelos de la región. 

Fertilización en el NEA: uno de los ejes de la  primera jornada tecnica presencial de la Chacra Sachayoj

El ajuste de estrategias de fertilización en el NEA fue uno de los ejes de la jornada que la Chacra norteña lideró el pasado 2 de agosto, en Sachayoj. Para hablar del tema estuvo presente Lisandro Berveek, del equipo de BUNGE y miembro de la Chacra.

Además pasaron por el evento Salvador Prietto (INTA y UNSE) para hablar del impacto de cultivos de servicios en la rotación en el NEA y Gustavo Martos (INTA - CONICET), quien habló de indicadores biológicos de suelo.

foto del taller para sumar a cuerpo nota-min

Foto: Gustavo Martos (INTA - CONICET) en la Jornada técnica de la Chacra Sachayoj