El período de sequía que atraviesa el Sudeste Bonaerense, y las inundaciones en el Sur de Santa Fe y alrededores, tuvieron marcadas consecuencias en la actividad agrícola-ganadera.

En la zona núcleo (Sur de Santa Fe), los daños en soja de segunda abarcan un 5% que quedó sin sembrar y, con un 25% de su área afectada, buena parte se ha perdido. Por otro lado, en la soja de primera se reportan niveles de recortes de superficie productiva que van de un 10 a 20%. Sin embargo, la situación es altamente heterogénea, porque un 45% del total de la soja de primera es calificada como muy buena.

GEA Clasificación de humedad del suelo en la República Argentina 18 de Enero de 2017

Los primeros lotes, que fueron sembrados más temprano y representan a un 21% del área sembrada, están en plena fructificación (R4). El resto de los lotes (60%) se centra en la plena floración e inicios de fructificación (R2-R3). Hay presencia de isoca medidora (Rachiplusia nu) en niveles moderados, y está comenzando a aparecer otro pico de oruga bolillera; se destacan también las enfermedades de fin de ciclo como Septoria glycines y Cercospora kikuchii. Las malezas no dejaron de ponerle presión a la campaña y, la imposibilidad de entrar al lote ante la falta de piso, demoraron las aplicaciones terrestres.

En cuanto a maíz, ya no se lograrían los rindes extraordinarios para esta campaña: los problemas por la lixiviación de nitrógeno, continuidad del agua en los lotes, y las pérdidas que han dejado los excesos restando superficie productiva parecen prevalecer por sobre los buenos niveles de rindes que se aguardaban.

El Sudeste Bonaerense atraviesa una situación opuesta, la falta de lluvias ya está afectando los rendimientos de los cultivos de verano y a la actividad ganadera, estimándose pérdidas de hasta 40% del rinde en girasol y 30% en maíz.

En las zonas donde hubo menor caída de lluvias, se registraron 170 milímetros, mientras que en zonas fueron más abundantes, las precipitaciones alcanzaron los 350 milímetros.

La actividad ganadera en el sudeste bonaerense tampoco le escapa a esta sequía. “No hay rebrote de pastura, hay ataque de la langosta tucura, a muchos lotes de maíz ya lo están comiendo y hubo pérdidas de sorgos forrajeros” aseguran fuentes locales. Ante esta situación, muchos ganaderos piensan en hacer destete precoz para no perder el estado corporal de la vaca.

 

Fuentes:

http://sembrandonoticias.com/7876-2/ El agua se llevó unas 600 mil ha de soja en la región núcleo”  

http://www.clarin.com/rural/profundiza-sequia-sudeste-bonaerense-perdidas-40-cultivos_0_SJV9fxNwe.html “Continúa la sequía en el sudeste bonaerense: hay pérdidas de hasta un 40% en los cultivos”