La demora en la recolección del maíz seguirá siendo marcada dado que hoy por hoy los materiales sembrados en fechas tardías (diciembre-enero) poseen un alto porcentaje de humedad en el grano.

Mayormente negativo fue el balance de la semana para los precios del maíz en el mercado local.

La mercadería con entrega inmediata en la zona de Rosario terminó sin cambios, en $ 1250 por tonelada, luego de tocar los $ 1300 el miércoles. En Necochea, el valor del cereal bajó de 1410 a 1350 pesos. En el puerto de Bahía Blanca, la propuesta pasó de los $ 1410 vigentes el viernes anterior (equivalentes ese día a US$ 176,69) a US$ 154 para entrega durante todo el mes (equivalentes a $ 1236,62, según el cierre del mercado cambiario en el Banco Nación). Los negocios diferidos para julio y agosto en la zona de Rosario se mantuvieron sin variantes, en 150 y en 148 dólares, respectivamente.

El rango de ofertas de los consumos pasó de 1180/1500 a 1180/1450 pesos por tonelada, según calidad, condición, procedencia y forma de pago. En el Matba el resultado fue negativo, dado que los contratos julio y septiembre bajaron de 152,50 a 151,50 y de 157,50 a 153,50 dólares por tonelada.

sigue demorado

En su reporte semanal de comercialización, el Minagri relevó compras de la exportación por 351.300 toneladas, por encima de las 170.800 toneladas del informe anterior. En total, este sector adquirió 8.823.800 toneladas de maíz, de las cuales se embarcaron 3.265.000 toneladas. En igual fecha del año anterior, cuando la emisión de ROE’s salió con mucha anticipación, las compras de la exportación sumaban 16.038.500 toneladas y los embarques sumaban 9.337.600 toneladas.

Acerca de los cultivos, la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz con destino a grano comercial sobre el 38,5% del área apta, con un progreso semanal de sólo el 2,7% y un acentuado atraso del 22,6% respecto de igual momento de 2013. “Esta demora se debe fundamentalmente a un incremento en la proporción de siembras tardías durante la campaña en curso. A la fecha, el volumen acumulado en chacra es de 9,5 millones de toneladas, producto de un rendimiento medio nacional de 73,2 quintales por hectárea, sobre un total sostenido en 24 millones de toneladas”.

La Bolsa explicó que la demora en la recolección del maíz seguirá siendo marcada, dado que hoy por hoy los materiales sembrados en fechas tardías (diciembre-enero) poseen un alto porcentaje de humedad en el grano. “Se detectaron casos de fusarium en la espiga en los materiales tardíos, que aún siguen en pie en la zona del centro-norte de Córdoba. Las enfermedades fúngicas se hacen visibles en esta época del año, apalancadas por las condiciones climáticas favorables para su proliferación. El productor espera que comiencen a producirse heladas y que cesen las lluvias, para lograr disminuir la humedad y así poder cosechar el grano seco. Se espera que el grueso de la trilla se largue a fin del mes en curso”.

Por cuarta semana consecutiva, los precios del maíz cerraron con saldo negativo en la Bolsa de Chicago, donde los contratos julio y septiembre perdieron un 1,45 y un 0,33%, al pasar de 183,36 a 180,70 y de 180,31 a 179,71 dólares por tonelada. El inicio casi ideal del ciclo 2014/2015 en los Estados Unidos, volvió a ser el principal fundamento bajista para las cotizaciones, que durante el segmento registraron los valores más bajos en poco más de 3 meses.

En cuanto a los cultivos, el lunes el USDA relevó la siembra de maíz sobre el 95% del área prevista, por encima del 88% de la semana pasada; del 90% vigente a igual momento de 2013, y del 94% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato oficial quedó en línea con la expectativa del mercado. El organismo añadió que ya emergió el 80% de las plantas, contra el 60% de la semana anterior; el 71% del año pasado para la misma fecha, y el 80% promedio de las últimas cuatro campañas.

sigue demorado 2La novedad en el último informe mensual fue la valoración sobre la condición de las plantas. Y en ese sentido, el USDA calificó el 76% de los cultivos en estado bueno/excelente, por encima del 63% vigente a igual fecha de 2013. El dato oficial también quedó por encima del 70% previsto por el mercado.

El reporte sobre las exportaciones no aportó sostén para los precios, sobre todo por las magras ventas de la próxima cosecha. En efecto, el jueves el USDA relevó negocios 2013/2014 por 550.700 toneladas, por debajo de las 621.300 toneladas del segmento anterior, pero cerca del máximo previsto por el mercado, en un rango que fue de 400.000 a 550.000 toneladas. Las ventas 2014/2015 fueron reportadas en apenas 19.600 toneladas, por debajo de las 90.900 toneladas de la semana pasada y del rango esperado por el mercado, de 150.000 a 250.000 toneladas.

Un dato alentador, cuando los fondos salieron a comprar contratos de maíz y provocaron un importante repunte de los precios que, si bien no alcanzó para evitar el balance negativo, podría ser un primer paso para frenar la sangría de los precios de las últimas cuatro semanas.

Fuente: http://www.revistachacra.com.ar/0/nota/index.vnc?id=1775