21/08/20 18:17

STINE semillas lanza su negocio de soja en Argentina

Myron Stine, Presidente de STINE SEED Company e hijo de su fundador, presentó durante el XXVIII Congreso AAPRESID el negocio de soja de la firma bajo el lema “ES HOY, ES AHORA, ES ENLIST” (STINE SEED). Las nuevas variedades de soja con la tecnología ENLIST E3 empezarán a comercializarse en nuestro país a partir del próximo año.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&D para Estados Unidos, STINE decide instalarse en Argentina con el objetivo de desarrollar y comercializar sus propios híbridos de maíz.

En maíz, los híbridos de STINE combinan los paquetes de eventos más deseables de la industria con genética única y de punta, para producir híbridos con una estabilidad excepcional y rendimientos superiores.

Según explicó el propio Myron, “nuestra marca representa la genética, es lo que hacemos y lo que nos motiva”. El proceso de selección de STINE, sumado a su gigantesco banco de germoplasma le permite avanzar con materiales superiores. En soja, el 75% de variedades comercializadas en EEUU tiene genética STINE.

Ignacio Rosasco, titular de la compañía para la región, explicó que “la firma llega al mercado argentino con el propósito de ayudar al productor a lograr una mejor rentabilidad”. Se presenta con variedades de soja de elite que ofrecen una alternativa mejoradora a la que el productor estaba acostumbrado. “Venimos a traer al productor genética de avanzada con la tecnología Enlist”, agregó Mayron.

En este sentido, el trabajo de contra estación en nuestro país permite seleccionar variedades elite y ver su adaptación a los ambientes locales, así como cruzar variedades americanas con líneas locales. “Cruzar germoplasma elite americano con líneas adaptadas a Argentina les permite obtener materiales de excelente sanidad y potencial”, explicó Rosasco.

En cuanto al evento, el Pte. de Stine explicó que “Enlist E3 es la mejor plataforma para garantizar un control eficiente y fácil de malezas. Esto gracias al apilamiento de genes que permiten el control con glifosato, glufosinato y 2,4-D choline, une forma no volátil del herbicida 2,4 D que permanece donde lo apliques”.

Rosasco agregó que, además, la nueva soja permite eliminar daños subclínicos: “muchos de los tratamientos que hoy se aplican producen una reducción del rinde que el productor no llega a ver.  Con esta tecnología esto no pasará”.

Al cierre, Mayron aseguró que la decisión de la firma de apostar e invertir en nuestro país con este nuevo producto – aun en un contexto marcado por a volatilidad -, se apoya en su historia de más de 20 años en el país: “conocemos muy bien la Argentina y es muy importante para nuestro trabajo; por eso no puede ser menos y creemos que es hora que nuestra marca llegue directamente a los productores”.

Myron habló de la historia de la firma, su desembarco en Argentina, y por supuesto, sobre la nueva tecnología Enlist E3. “Estoy feliz de presentarles Enilst E3, la mejor tecnología para facilitar la actividad de los productores”, dijo.

STINE comenzó su programa de soja en los años sesenta en Estados Unidos, cuando no había aún comenzado el interés por este cultivo. En 2017, y luego de más de 25 años en nuestro país a través del germoplasma local en soja y de la producción contra estación e I&am