Gervasio Piñeiro, investigador independiente del Conicet, invita a pensar a los sistemas como contenedores de información y a la ecología como aliada de la producción.

 

“Empezar a pensar la ecología como aliada de la producción, como aliada y no como enemigo” propuso el ecólogo Gervasio Piñeiro, Doctor en Ciencias Agropecuarias e investigador del Conicet, en su disertación durante el Encuentro Anual de Regionales Aapresid que tuvo lugar en el 18 y 19 de mayo en Cariló.

“Ustedes manejan ecosistemas que están hechos de materia y energía, con muchas leyes por detrás que  no pueden violar, por ejemplo la primera ley de la termodinámica que establece que la energía no se crea, ni se destruye, sino que se conserva. La otra ley muy importante a tener en cuenta es que la materia tiene que ciclar, si la materia no cicla el sistema se desarma. En los sistemas de producción actuales nadie miro que los sistemas ciclan y casi todos los problemas de contaminación se generan porque la materia (todos los elementos) no están ciclando en el sistema” afirmó el ingeniero agrónomo.

Lo nuevo es empezar a pensar que los sistemas contienen información, si un ecosistema tiene una leguminosa tiene información distinta y es capaz de hacer algo que sin la leguminosa no puede, que es fijar nitrógeno.  Cuando uno modifica el sistema remueve información y ponemos información nueva

¿Cómo la información nos puede ayudar para que la materia cicle y la energía fluya de mejor manera?

Sustentabilidad en los sistemas de producción, producir conservando. “Ustedes manejan ecosistemas, que tienen regalas muy claras que no hay que olvidarse porque no van a poder cambiarlas” expresó el disertante.

Servicios eco sistémicos son las cosas que nos dan los ecosistemas, no sólo en términos de maíz y soja, sino también la circulación de la materia, la polinización, la materia orgánica del suelo… “Como productores producen estos servicios y deben ser conscientes de ello” argumentó Piñeiro.

El disertante planteó que parte del deterioro del medio ambiente provino de la llamada Revolución verde , en donde se alteraron los ecosistemas al tener puesta la mirada sobre la planta y generó preocupación en regulación de ciclos, estructura de suelos, efecto invernadero, control de inundaciones, retención de agua disponible.

“Hay que usar conceptos ecológicos sin miedo, pero a favor de la producción sustentable. Cambiar de paradigma, donde el manejo de nutrientes sea no sólo pensar en fertilizar” aseguró el docente de la UBA.

Las cosas cambian

 A nivel regional hay que suplir la perdida de servicios con agregado de información al sistema en vez de más insumos. A nivel local hay que canalizar la energía del sol no usada para el cultivo para la provisión de otros servicios

“Hay que aprovechar la energía no usada para el cultivo de granos”. Generar puentes verdes, cultivos de cobertura, abonos verdes, cultivos descompactadores, control de malezas

La propuesta de una nueva innovación adaptativa, multidisciplinaria, multi actores. Los próximos pasos tendrán que ver con servicios de control de malezas, servicios de control de resistencias, control de napas e inundaciones.

Conclusiones:

  • Debemos usar los conceptos ecológicos para producir
  • Mirar todo el ecosistema
  • Pienso en el servicio… ¡luego planto!
  • Cultivos de servicios es aprovechar más la energía

 

Conceptos a tener en cuenta

1) Relación directa entre diversidad y estabilidad, cuanto más diverso más estables en el tiempo en términos de productividad.

2) Ecosistemas estan hechos de materia: N, C, P, “la ley es nada se destruye, nada se queda, todo se transforma; entonces si se llevan N de un ecosistema no hay forma de que ese ecosistema tenga N de nuevo sin que nosotros lo pongamos de nuevo o de alguna manera entre”.

3) La energía no cicla, sino que fluye; entra por el sol produce cosas que queremos que haga y luego se disipa como calor, “sino se disipa como calor estamos en un problema, frente al grave hecho del calentamiento global”.

Visión sistémica = pensando en ECOsistemas

“Todas las decisiones en un sistema de producción producen cambios de información en el sistema. Los productores realizan muchas cosas más que sólo granos, pueden producir MO o gases de efecto invernadero o no; producen lixiviación de N en las napas o si quieren pueden no producir eso; al mismo tiempo muchas más cosas que sólo lo que se cosecha,  lo que pasa es que nadie paga esas cosas” expresó el especialista en biogeoquímica.

¿Cómo producir cuidando el ambiente?

Pensando en un manejo de nutrientes que debe estar orientado a todo el sistema, no únicamente a la planta, pensando en que estamos produciendo muchos servicios.

“Tenemos que tratar de poner mas energía que vaya al suelo, no sólo la que se llevan los cultivos. Los Microorganismos están todo el tiempo en el suelo y hay que darles de comer todos los días o la mayor cantidad de días por año, ellos son los que nos dan el N y los nutrientes” afirmó el disertante.

El ingeniero además aseguró que para suplir el deterioro de los ecosistemas es esencial  utilizar la energía del sol; crear sistemas balanceados con cultivos de cobertura/de servicio que captan nutrientes, controlan la erosión, generan estructura. Pensar lote a lote, elegir cultivos adecuados para un mejor servicio.

 “La ecologia es un aliado de la producción, hay que cambiar el paradigma de la revolución verde, y ver el sistema como un ecosistema. Hay que pensar en intensificación ecológica (producir más sin usar más insumos), una revolución ecosistémica. Hacer trabajar y darle de comer al suelo todo el año, somos innovadores y colaborativos, debemos basarnos en la educación y las redes sin sobrecargarlas” argumentó Piñeiro.