Efecto sobre el balance hídrico y orgánico. Una alternativa para el sostenimiento de la productividad de los suelos bajo prácticas agrícolas continuas.

En la actualidad, el monocultivo de soja es el sistema de cultivo que predomina en la Región Pampeana afectando la conservación de los contenidos de materia orgánica de los suelos y al mantenimiento de adecuados niveles de cobertura.

En respuesta a esta limitación, la inclusión de cultivos de cobertura se ha convertido en una alternativa agronómica para mejorar la falta de cobertura y el balance de carbono proveyendo condiciones favorables para el sostenimiento de la productividad de los suelos bajo prácticas agrícolas continuas.

Compartimos un trabajo elaborado en forma conjunta con integrantes de la Universidad Nacional del Sur y de CONICET de Bahía Blanca luego de varios años de ensayos en la zona.

Descargá el trabajo completo aquí

cultivo de cobertura