25/06/21 00:00

Vicias de verano en Norpatagonia

La Chacra VINPA testea vicias de servicio para equilibrar la relación C:N del suelo, potenciando la descomposición de residuos y la producción de materia orgánica.

maria-lupan-9EbdxQU-H38-unsplash

La relación C:N tiene un efecto significativo en la descomposición de rastrojos, la cobertura, el ciclado de nutrientes, la vida de los microorganismos y la salud del suelo. Por eso es importante tenerla en cuenta cuando se planifican las rotaciones y el uso de cultivos de servicios.

Para mantenerse vivo, un microorganismo necesita una dieta de relación C:N cercana a 24:1. Los cultivos aportan distintas relaciones C:N y tienen, por tanto, distintas velocidades y necesidades de descomposición y conversión a materia orgánica.

Cuando se agrega un rastrojo de gramínea como trigo de alta relación C:N (80:1), los microorganismos deben encontrar N adicional para consumir el exceso de C. Si se agregan residuos de C:N más baja, como un cultivo de servicio de Vicia villosa (C:N de 11:1) los microorganismos consumirán la leguminosa y dejarán el exceso de N en el suelo, que quedará disponible para este cultivo, los sucesores, o para ser utilizado en la descomposición de otros residuos.

unnamed (4)

Conocer las proporciones C:N de los cultivos es clave  para planificar rotaciones sustentables que mantengan la relación C:N de 24:1 y, por tanto, la vida del suelo.

Fte: www.cultivosdeservicios.agro.uba.ar

¿Por qué vicia en Norpatagonia?

Los cultivos de servicios en rotaciones comerciales pueden ayudar a administrar la disponibilidad de N y la descomposición de los rastrojos.

En Norpatagonia, el desafío que enfrentan los productores de la Chacra VINPA es doble: acelerar la descomposición de grandes volúmenes de residuos en condiciones ambientales frías y potenciar la síntesis de materia orgánica  (MO) que aporte fertilidad y vida a suelos que están en pleno proceso de formación. 

“El aporte de vicia de servicio es fundamental para generar cobertura pero también para equilibrar esa relación C:N, facilitando por un lado la degradación de rastrojos de maíz de altísima productividad (con rindes medidos en 19.400 kg/ha) y liberar nutrientes que permitan formar MO”, explica Magalí Gutierrez, GTD de la Chacra.

En esa línea, la Chacra testea cultivos de servicios de V. villosa sembradas al voleo en diciembre con avión sobre trigos llenando grano. En mayo pasado, se registraron sitios con  buena producción de semilla finalizando llenado. Aquellos sitios que sufrieron algún estrés hídrico que afectan la producción de semilla pero que tuvieron buenos volúmenes de materia seca se destinarán a rollos para alimentación animal. 

Aquellos lotes de menor producción de MS, la vicia se dejará en estado vegetativo como cobertura hasta la siembra del maíz, cuando se aprovecharán sus beneficios tras el “rebrote” de primavera.