ASOCIATE TIENDA AAPRESID |

22/12/22 00:00

Nueva resistencia: Morenita a herbicidas del grupo ALS

Se confirmó la resistencia a herbicidas de la familia de las imidazolinonas en biotipos de la maleza Bassia scoparia, llevando la lista de especies resistentes en Argentina a 44 biotipos, 14 de ellos con resistencia a este modo de acción.

Nombre científico (vulgar)

Bassia scoparia (Kochia scoparia) (Morenita) 

Familia botánica

Quenopodiáceas

Resistencia a

Imidazolinonas  (ALS)

Año de denuncia

2022

Denunciantes

Ing. Agr. Jorgelina Montoya (EEA INTA Anguil); Ing. Agr. Marcos Yanniccari (Chacra Experimental Integrada Barrow - CONICET - Facultad de Agronomía UNLPam) y Esteban Fabressi (Facultad de Agronomía UNLPam)

Productor

Ing. Agr. Pablo Bissolino e Ing. Agr. Alfonso Gonzalez

Antecedentes

Posee resistencia declarada en Canadá y Estados Unidos a herbicidas del grupo de los ALS, Auxinas, PSII y Glifosato. Tanto simple como múltiple.

Zona de difusión

Los partidos de Pellegrini y Trenque Lauquen (Provincia de Buenos Aires)

Sobre la maleza 

Bassia scoparia (L.) A. J. Scott. (sinónimo: Kochia scoparia (L.) Schrad.) es una planta originaria de Europa y Asia introducida en nuestro país. Se encuentra ampliamente distribuida en suelos arenosos y salinos.

Presenta ciclo anual, primavero estival. Posee cotiledones lineales, sin pecíolos diferenciados. Plantas de tallos erectos y ramificados, estriados y frecuentemente rojizos. Hojas alternas, brevemente pecioladas, con lámina linear a lanceolada, ápice agudo, margen entero, 3-nervada y muy pilosa.

Foto-1

Foto 1: Bassia scoparia (Foto gentileza Gonzalez, A)

La planicie medanosa del este de la provincia de La Pampa y oeste de la provincia de Buenos Aires se caracteriza por una economía regional girasolera muy importante. Según la encuesta REM a socios de Aapresid, cerca del 87% del girasol sembrado a nivel nacional correspondió a híbridos tolerantes a imidazolinonas, superando el 93% en el nodo sur (zona en la cual están presentes los biotipos de esta resistencia). Lo que se correlaciona con un aumento en el uso de este tipo de activos para el control de malezas.

Como se sabe, la exclusiva dependencia de los herbicidas como método de control y, más aún, el uso reiterativo de un mismo modo de acción, incrementan la presión favoreciendo la selección de biotipos resistentes.

Foto-2

Foto 2: Plántula de Bassia scoparia (Foto gentileza Montoya, J.)

Historial de resistencias en el mundo

Mundialmente se ha reportado un total de 55 casos de poblaciones de Bassia scoparia resistentes a diversos grupos de herbicidas (ALS, Auxinas, Glifosato y PSII) en Canadá y los EE. UU. En 11 de los casos presentan resistencias múltiples con dos, tres y hasta cuatro sitios de acción involucrados. Específicamente a esta familia se reportó resistencia a imazamox en USA (2005) y a imazetapir en Canadá (1988) y USA (1994). 

En nuestro país no se habían reportado resistencias, sin embargo durante las últimas campañas han surgido diversas consultas en torno a las dificultades del manejo y a los deficientes controles de esta malezas, especialmente en el cultivo de girasol.

Primer registro en el país de resistencia para esta especie

Los investigadores Jorgelina Montoya (EEA INTA Anguil), Marcos Yanniccari (Chacra Experimental Integrada Barrow - CONICET - Facultad de Agronomía UNLPam) y Esteban Fabressi (Facultad de Agronomía UNLPam), llevaron adelante el trabajo que confirmó la resistencia de esta maleza a dos activos de la familia de las imidazolinonas, pertenecientes al sitio de acción de los inhibidores de la acetolactato sintasa (ALS).

El trabajo tuvo como objetivo caracterizar el nivel de sensibilidad a imidazolinonas de las plantas presumiblemente resistentes. Para ello se realizaron experimentos dosis-respuesta, tomándose muestras de semillas procedentes de plantas del oeste de la provincia de Buenos Aires: Pellegrini (P), De Bary (DB) y 30 de Agosto (A) y se compararon con una población susceptible (S) proveniente de un lote ganadero de la zona rural de Col. Martin Fierro, sin antecedentes de uso de herbicidas.

Se aplicó la mezcla de imazapir (Clearsol WG 80%) + imazamox (Trigosol WG 70%) a dosis creciente 0x, 1/4x, 1/2x, 1x, 2x, 4x y 8x donde x= 80,00 + 20,30 g ia/ha, cuando las plantas tenían aproximadamente 10 hojas y 6 cm de altura. El diseño experimental fue completamente aleatorizado con 5 repeticiones por tratamiento y por población.

Foto-3-min

Foto 3: Macetas con población sensible (Foto gentileza Montoya, J.)

A los 30 días desde la aplicación se determinó el porcentaje de supervivencia. Se realizó un análisis de la varianza con un arreglo factorial "población x dosis" y se estimó la curva dosis-respuesta con un modelo log-logístico. Finalmente, se calculó el Índice de Resistencia (IR), dividiendo el l50 de cada población con el  l50 de la población susceptible.

Se estimaron los parámetros de la ecuación que explica la curva dosis-respuesta. Comparando los  l50 , la sensibilidad de las poblaciones fue, en orden decreciente, de la siguiente manera: población S > DB > A > P. Los IR obtenidos fueron: DB 4.5, A 7.8 y P 29.9. En este último caso alcanzando el 50% de supervivencia con la dosis máxima estudiada de 8x. Esto imposibilitó estimar los parámetros de una típica curva sigmoidea dosis-respuesta y por lo tanto fue ajustada por aproximaciones sucesivas.

grafico

Gráfico 1: Supervivencia (%) de cada una de las poblaciones según las dosis estudiadas. Símbolos datos observados (Ob). Líneas datos estimados (Est). Pellegrini (P), De Bary (DB), 30 de Agosto (A), Susceptible (S).

Las plantas sobrevivientes de las poblaciones resistentes llegaron a completar su ciclo y dar descendencia viable. 

Estas evidencias permiten confirmar a los investigadores la resistencia a imidazolinonas de las poblaciones de Bassia scoparia estudiadas recolectadas en el oeste de la provincia de Buenos Aires.

Estudios actualmente encaminados buscan determinar el/los mecanismos de resistencia implicados.

Accedé al informe de los especialistas acá

Antes de que te vayas,
¿te gustó este contenido?

Aapresid.

¡Muchas gracias!